Un grupo de mujeres del ambiente del heavy metal local nos cuentan sobre su proyecto Menstruallitys Feria y sobre la situación de la mujer metalera en Salta. (Andrea Sztychmasjter)

Al igual que en ambientes de otros géneros musicales el machismo también imperó en el heavy metal, pero de un tiempo para aquí las mentalidades han ido cambiado y se han producido cambios significativos a fuerza de la propia impronta y creatividad de las mujeres que se van abriendo camino en lugares ocupados históricamente por la masculinidad dominante.

El heavy metal es también uno de los géneros relacionados a la cosificación femenina, se lo puede observar por ejemplo es sus iconografías pero ¿Cuánto hay de cierto y cuánto de prejuicio en relacionarlo a un género misógino? La profesora Deena Weinstein, especialista en cultura popular aseguró que “el heavy metal sea monopolio de blancos y no de negros es meramente un accidente histórico, pero que sea patrimonio de hombres y no de mujeres es consustancial a la cultura que subyace al movimiento musical”. Sin embargo está apreciación debe ser analizada con detalle para justamente despejar algunos pre-juicios.-

Heavy menstrualidad

Menstruallitys Feria está integrada por un grupo de 9 amigas que siempre estuvieron presentes en el ambiente del heavy metal local, según nos comentó una de sus integrantes la comunicadora Paula López Calvo, varias formaron parte de bandas o estuvieron en la organización de recitales, o acompañando y colaborando en la movida del NOA.  Como Lorena Nieva quien es profesora de geografía y actualmente bajista de la banda salteña Nouthesia (death melódico).

La feria -que por el contexto de pandemia funciona de manera virtual- se dedica a la compra-venta e intercambio de cds, fanzines, tapes, vinilos, compilados, dvd, remeras y demás merchandising: “Tenemos como antecedente las primeras ferias que se llevaron a cabo entre el año 2000 y 2001, los lugares donde se solía convocar a la gente era en la plaza 9 de julio, parque San Martín o alguna casa céntrica, se vendía e intercambiaban tapes (cassettes),cd grabados o discografía de diferentes bandas locales y nacionales, fanzines etc. En ese tiempo era difícil encontrar material de bandas de determinado estilo musical, sobre todo si eran bandas internacionales, se tenía que conseguir a través de contactos de Jujuy, Bolivia o de Bs As. De esta manera la feria se convirtió en un espacio de difusión y de integración. Luego a mediados del 2018 logramos emprender la Menstruallitys Feria, con autogestión y respetando la finalidad con la que se caracterizó en sus comienzos, la de difundir la música heavy metal, distribuir las producciones de las bandas, sellos independientes, editores de zines etc., de la provincia y de los distintos puntos del país y alrededores”, relató Paula.

El nombre Menstruallitys y la gráfica de la mancha de salpicadura de sangre roja de fondo como isologotipo, las identifica como un grupo netamente de mujeres pero se definen con una posición neutra con respecto a movimientos, ideologías, credo, religión, género y política: “porque tenemos como fundamento principal el de hacer conocer las bandas de metal, que se valore y respete el esfuerzo de las personas que como músicos hacen para progresar como banda y transmitir esa pasión por la música que tanto nos gusta y con la cual muchos crecimos escuchando”, señaló una de las integrantes.

Metal y mujeres

¿Cuál es el lugar que tiene la mujer en el ambiente del metal en Salta? Paula nos comentó que, desde que la mujer está en el ambiente metalero siempre hubo respeto hacia ella: “más allá del prejuicio latente que se podía sentir por parte de una sociedad machista, siempre se le dio importancia a lo que haga e involucre un aporte al crecimiento de la movida. Por ejemplo podemos destacar que las primeras bandas que empezaron a incursionar este género musical en el NOA contaban con mujeres como integrante de la misma, podían ser bajista, violera, tecladista o cantante, algunas continúan, otras a lo largo de los años se incorporaron en la escena. Como así también compañeras empezaron a tomar la iniciativa y organizaron recitales donde tocaban bandas de otros países, con la asistencia de buen público, un gran esfuerzo para esa época, ya que la movida en Salta todavía era under. Es satisfactorio ver cada vez más la participación de las mujeres y más jóvenes en el ambiente del metal, y saber que nos tienen en cuenta como referentes a todas nosotras y se reconozca el arduo trabajo que costó al obtener un lugar dentro del metal. Siempre agradecemos a todas las personas que colaboran y respaldan todas las actividades que realizamos con las Menstruallitys feria”.

Al ser consultada sobre esta relación del heavy a la misoginia, Paula asegura que se trata de algo más bien general, el patriarcado como sistema, que algo exclusivo y especifico que se da en este género musical: “ La violencia, acoso o discriminación hacia la mujer, despectismos machistas, misoginia etc., siempre existió en esta sociedad, es muy lamentable y hay que perseverar en la erradicación de todo eso, nosotras hemos pasado situaciones así en algún momento de nuestras vidas ya sea en diferentes aspectos donde desempeñamos actividades diarias, pero no creemos en atribuirle todo eso necesariamente dentro del área del metal. En estos últimos años cambiaron muchas cosas respecto a estos temas y se generó conciencia sobre eso, y se puede observar en las pautas de comportamiento que están presentes en el metal, en esa interacción durante los recitales, pogos, en el público, en el desempeño de la bandas etc.. Si se relacionó la misoginia con el heavy metal quizás es por qué algunas bandas más reconocidas que otras (nacionales e internacionales,) ya sea de death, black metal o grincore en algunos casos las tapas de sus discos como las letras sus canciones expresan agravios hacia la mujer, pero eso no implica que realmente influya en las personas que escuchan esas canciones el ejercer el maltrato a las mujeres, las bandas pueden usar diferentes recursos para poder ser conocidos y comercializar más sus discos y se puede llegar a transgiversar eso y relacionarlo con la idea de fomentar la misoginia en sí”, describió.

Headbangers

El especialista César Monterroso describe otros aspectos que reflejan el refuerzo de los estereotipos de géneros presentes en la música. Para el caso de la música metal refiere, que ésta hace énfasis en la fuerza de la interpretación y, tanto en la composición como en la ejecución, siempre se trata de ser agresivo. “Los nombres de los subgéneros del metal suelen reforzar esta idea: hard- rock, heavy metal, thrash metal, grindcore, etc. Desde los inicios este tipo de música comenzó a reforzar ciertas conductas y apariencias que hacían referencia a la fuerza, el poder, la destrucción, el mal y la violencia. La misma voz masculina que interpretaba la música del metal trataba de sonar potente y luego, con el tiempo, agresiva mediante tonos graves o imposibles agudos que retan a la sensibilidad estándar. Todos estos elementos están usualmente asociados a la masculinidad. En la cultura occidental, desde sus orígenes, el elemento masculino ha sido el activo, el fuerte, el agente de la transformación por antonomasia”.

Sin embargo en los últimos años hubo un fuerte cuestionamiento a estos estereotipos establecidos y a los roles de género. El grupo e iniciativa de estas salteñas dan cuenta que el metal también tiene un lugar para ellas, que hace años se encuentran inmersas en el ambiente y se sienten parte de él y lo reivindican.

 

3 Comentarios

  1. Un fuerte abrazo desde San Miguel, Buenos Aires, a las integrantes de Menstruallitys Feria y un aguante a lxs metalerxs de Salta.
    Daniel

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here