La causa por «portación de munición de guerra» fue desestimada por la justicia federal. El joven se dirigía a un concierto y portaba un cinturón con balas de utilería.

Tras haber pasado un fin de semana detenido, Nicolás Olitte fue liberado luego de su declaración en el juzgado federal. Había sido demorado en un comercio salteño por llevar un cinto con balas vacías, muy utilizado en el ambiente del heavy metal.

Al parecer el encargado de seguridad del local «Carioca Express», un ex-policía apodado «gusano», no tenía muy frescos los conocimientos en balística, puesto que no logró distinguir las vainas sin pólvora que formaban parte del atuendo del músico, de municiones reales de guerra.

Tras la liberación de «rulo», sus amigos y allegados del mundo del metal planean acciones para visibilizar la cultura metálica y luchar contra todo tipo de prejuicios y discriminación. «Ya es hora de que se vea que somos parte de la cultura de Salta» señaló un amigo del músico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here