Los tres senadores ganan $7.500.000 por año. El monto de los haberes de estos tres mosqueteros equivale a  750 asignaciones universales por hijo. Por eso no está mal analizar qué hicieron estos legisladores durante el 2018, para ver qué tanto han ayudado a la provincia y al país, desde ese lugar de privilegio. (Ulises de Salta)

Un senador nacional cobra, por mes, $206 mil pesos. Al menos ese fue el monto, hasta fines de 2018, entre el sueldo, el ítem de arraigo y los pasajes aéreos que la mayoría canjea por efectivo.

Los tres senadores que representan a Salta ganan $7.500.000 por año. El monto de los haberes de estos tres mosqueteros equivale a 750 asignaciones universales por hijo. Por eso no está mal analizar qué hicieron estos legisladores durante 2018, para constatar qué tanto han ayudado a la provincia y al país, desde ese lugar de privilegio. 

La cruzada

Se puede realizar un mapa de las obsesiones personales de Cristina Fiore, con sólo echar un vistazo a los 68 proyectos que presentó durante el año pasado. 

Fiore es cofirmante en un proyecto de García larraburu en el que busca crear el libro de defunciones fetales en el ámbito del registro del estado civil y capacidad de las personas. “Se inscribirán en los libros de defunciones fetales, las personas fallecidas en el vientre materno, cualquiera sea la causa de su muerte, la edad gestacional o el peso que tuvieren al momento de su muerte”, se puede leer en ese proyecto. 

Junto a otros legisladores también presentó un proyecto para generar una “red nacional de contención y protección a todas las mujeres embarazadas y personas por nacer”.

Y antes de eso, con García larraburu y otros presentó otro proyecto de ley que instituye el 15 de octubre de cada año como el día nacional del duelo por muerte gestacional y perinatal.

Esta obsesión encandila y deja en un segundo plano, completamente fuera de foco, un trabajo más importante desarrollado por la senadora. Un repaso de algunos proyectos interesantes: limitar la variación de aumento de los servicios públicos, en función del índice de variación de los salarios; modificar el código penal, tipificando los delitos de publicar por medios informáticos las imágenes de personas en actividades sexuales y el robo de identidad; también trató de mejorar el valor de la asignación universal por hijo por zonas desfavorables.  Por supuesto que también tiene algunos proyectos de relleno, como declarar de interés nacional fiestitas folclóricas o incluso llegó a pedir que Salta sea declarada capital nacional del caballo peruano de paso; pero estos proyectos son los menos.  

Fiore tuvo un trabajo mucho más complejo como senadora, sin embargo dejará la marca de su paso por el senado por su obsesión, que se hizo evidente aquella oportunidad en que intentó prohibir que el Ministro de Salud de la Nación no pudiera ir a dar su opinión al recinto sobre el aborto, solamente porque no coincidía con él. 

JuCaRo

Los mejores años de Juan Carlos Romero como senador nacional fueron cuando tenía a Sonia Escudero cerca y aparecía como cofirmante; de todos modos observemos a qué se dedicó en 2018. 

En un proyecto expresó su preocupación ante “el impedimento para el cumplimiento de sus funciones por parte de los legisladores de la asamblea nacional de la República bolivariana de Venezuela” (sic). En otro proyecto expresó su “pesar por las víctimas fatales y los heridos como consecuencia del colapso de un puente, en la ciudad de Genova, Italia, el 14 de agosto de 2018”. Y desde hace 12 años que viene presentando un proyecto para declarar el vino torrontés de interés nacional. 

Pero en honor a la verdad, esto de presentar proyectos de relleno (algo que podríamos empezar a denominar con el verbo fanyceballear, en honor a una diputada que honró a Mickey Mouse en la legislatura local… y ese no fue su peor proyecto) es una faceta menor. Romero también presentó proyectos para el recupero de pozos hidrocarburíferos de baja o nula productividad, buscó mejorar las asignaciones universales. Asimismo cofirmó un proyecto  para crear una canasta básica alimentaria celíaca. 

La misma sangre

Del senador más viajero y con más asesores se podría esperar mucho. Pero estos son algunos proyectos en los que Rodolfo la fanyceballea: adhirió a la conmemoración de un nuevo aniversario del natalicio de Güemes; convocó a un concurso monográfico con motivo de los 25 años de la reforma constitucional de 1994; expresó pesar y solidaridad con el pueblo de Guatemala por las consecuencias de la erupción del volcán el 3 de junio de 2018; también expresó su beneplácito por el aniversario de la proclamación de la República Popular China. Y también hubo un proyecto para expresar lo mismo sobre la independencia de Chile. 

Sería injusto decir que el senador sólo se dedicó a meter proyectos de relleno.  Rodolfo Urtubey tuvo una participación importante en la reforma del código procesal penal, impulsó que se declare zona de emergencia y desastre a los municipios afectados por problemas climáticos en Salta; presentó un proyecto para agilizar la pavimentación de la ruta Nacional 51, en el tramo de San Antonio de los Cobres, etc. Más de 60 proyectos. 

El Tolo canjea

El senador salteño está en el ranking de los 11.431 pasajes que canjearon los 72 senadores en 2018. Los senadores nacionales tienen 20 tickets de viajes aéreos y terrestres por mes que, si no usan, pueden cambiarlos por dinero. El Tolo Urtubey, canjeó 188 pasajes que se transformaron en efectivo.

Tanto Cristina Fiore, como Juan Carlos Romero y Rodolfo Urtubey tienen intenciones de seguir desempeñándose en la función pública y es probable, muy probable, que sus nombres aparezcan en alguna boleta este 2019. Por eso no viene mal esta nota y mirar con detalle los proyectos presentados para ver si vale la pena, o no, que sigan ahí. 

 

Además necesitan muchos asesores

En la Cámara alta hay 5752 empleados, de los cuales 1765 trabajan directamente ligados a los 72 representantes de las provincias, un número que nadie quiere ni puede justificar. En promedio cada senador tiene 24,5 empleados, que surge de dividir los 1765 por los 72 senadores. La cuestión no distingue partidos políticos. De los 3 Senadores de la Nación por Salta, podemos ver que Juan Carlos Romero posee 32 asesores, Rodolfo Urtubey tiene 31, mientras que Cristina Fiore posee 28.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here