La posibilidad de ser candidatos, a muchos les está pegando mal. Y es que en esta desesperación de mostrarse en acción, son capaces de cometer los errores más estúpidos. 

                                                                                                          Por Lola Mento

Algo de eso le pasó al primo político del intendente Gustavo Sáenz, una especie de empleado itinerante desde la gestión de Miguel Isa hasta estos tiempos -con pasos fugaces por cargos nacionales- y sin experiencia en la carrera política.

Resulta que desde la Secretaría de Bienestar animal y Tenencia Responsable de la municipalidad de Salta, se había organizado una campaña de adopción de mascotas con puesto en el Parque San Martín que, por causas de las lluvias fue suspendida la noche anterior.

No advertido sobre el diferimiento, Darío Madile tuiteó en su cuenta personal, que la campaña “sí“ se había realizado ese mismísimo día!!!

Nada sería eso -un papelón que puede pasar inadvertido para el resto de los mortales- sino fuese que a su errónea información, le adosó una fotografía pirateada de la web, con lo que más de un incauto seguidor, al ver el post acompañado de la imagen se llegó al Parque San Martín. Para bronca de los perreros, resulta que ni los patos del lago aparecieron.

Así se fueron los seguidores twitteros de Madile, pateando los charcos de agua y mascullando bajito: “qué cosa con este incipiente político que nos metió el perro aprendiendo a mentir tan rapidito”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here