Si digo una cosa te digo la otra

El desembarco del Grupo Roldán y los negocios petroleros, detrás de la pantalla en la que se proyecta la película sobre la desnutrición en Salta. Un coto por el que se pujan a grito pelado dos superestrellas nacionales. Que a su vez, son portavoces de sendos y poderosos intereses enfrentados, cuyo mapa bélico se corresponde al dibujo del norte provincial.  Por: Federico Pérez.

 

El desembarco de un contingente en el departamento Rivadavia, cuyo miembro más visible es el conductor Marcelo Tinelli, puso de manifiesto el enfrentamiento que por este territorio mantiene con su par Jorge Lanata, vocero de otra fracción de poderosos. El primero de ellos, encargado de dar difusión a los pareceres del Grupo Roldán que integra junto al empresario Marcelo Mindlin, titular de Pampa Energía, petrolera asociada con su par china High Luck Group en la exploración de unos 11.000 kilómetros cuadrados en  Rivadavia y el departamento San Martín.

Tal vez, con la excusa de cavar pozos para obtener agua apta para el consumo humano, Tinelli y Mindlin hayan venido a lavar culpas, y es justamente lo que parece achacarles  elípticamente Lalata. El 24 de mayo de 2019 la Secretaría de Energía de Salta denunció a la UTE High Luck-Pampa Energía por un desastre ambiental ocurrido en el área denominada Chirete. Y que, pese al sigilo con el que se dulcificó un comunicado posterior, se teme que pudiese haber contaminado napas de agua.

En ese caso, la ponzoña y el antídoto provendrían de la misma fuente. Por la contaminación del pozo LB X-2001, el Estado provincial ya debería haberle retirado a High Luck-Pampa Energía el permiso de exploración, como reconocieron fuentes de la gestión provincial anterior a “Cuarto Poder”. Pero el desembarco del tándem Tinelli-Mindlin, junto a funcionarios nacionales parece indicar una señal en sentido opuesto.

En efecto, ambos empresarios del Grupo Roldán –denominación basada en el restó de Palermo en el que se reúnen- llegaron a comienzos de semana, junto a Victoria Tolosa Paz, titular del Consejo Nacional de Políticas Sociales, su colaboradora en esta área, Pamela Ares, y el titular de YPF, Guillermo Nielsen, el hombre del sombrero al estilo Chaparrón Bonaparte ubicado al margen izquierdo de la fotografía más difundida en estos días.

El derrame y los lixiviados en Chirete podrían haber contaminado napas de agua, por los que el Estado provincial debería haber quitado el permiso de exploración a la UTE que integra la compañía de Mindlin.

 

Desde la camisa del otro

 

Tales desplazamientos gatillaron la furibunda reacción del Hernando de Lerma de nuestro norte, Lalata, quien se preguntó dónde estuvo su colega en 2013 cuando él desentramó la desnutrición y la falta de agua en Coronel Juan Solá (estación Morillo). “En ese año hicimos una campaña en Salta por la falta de agua”, dijo este martes en Radio Mitre. Y preguntó a Tinelli retóricamente: “qué hiciste vos en ese año porque a lo mejor también estabas ayudando a los wichís”, aunque luego conjeturó “si habías viajado a Salta, pero no, estabas en Estados Unidos, Europa, Punta del Este y en tu casa de Le Parc, pero no te vieron en Salta”.

En paralelo, las brigadas de CONIN, la “fundación” del ultraderechista Abel Albino que colabora con Lalata, volvió al territorio provincial. Una fuente ligada al operativo de la emergencia sociosanitaria le relató a este medio que una camioneta de CONIN el miércoles pasado los “siguió, sin participar en la entrega” de módulos en Siwok, y que “luego cuando entregamos en Pluma de Pato, La Bomba y Carpintero a la tarde,  desapareció”.

De manera coincidente, “Cuarto Poder” recogió otro testimonio de un vecino, quien contó que una semana atrás CONIN “volvió a abrir” su centro ubicado en Coronel Juan Solá. Esta fuente detalló que “hace rato que estaba cerrado, pero vi que en estos últimos días empezaron a abrir las puertas de vuelta, ya que antes estaba todo con llave”.

De acuerdo a relatos coincidentes de pobladores del departamento Rivadavia, el entusiasmo inicial derivado supuestamente de aquellos informes televisivos, en 2013, se extendieron por tres años más, antes de declinar. Coincidió con el desembarco de Abel Albino y sus corresponsales locales, quienes en 2015 pasaron a integrar Primera Infamia, lo que galvanizó el nexo entre el gobierno de Urtubey con el Opus Dei y sectores empresarios ultra conservadores.

De manera similar, actuó otra ONG invocada en la “patriada” del reportero del Grupo Magnetto: Argentinos Mirando Al Sur. La entidad presidida por las marplatenses Mirta Lima y Paola Sicolo, residentes en Los Ángeles (EEUU), domiciliada en boulevard Paramount 9903 llamaron la atención 7 años atrás sobre la situación en Coronel Solá, después de un aparente avistamiento del envío audiovisual PPT. Sin embargo, excepto una reseña de hace 10 meses, la página de A.M.A.S. (www.argentinosmirandoalsur.org) no registra demasiada actividad desde hace 4 o 5 años. Diera la impresión que aún no se anotició sobre el drama otra vez expuesto ante el mundo en enero pasado, el que esta vez no alcanzó a conmoverlos de igual manera que lo de 2013.

 

Las cartas sin marcar

 

 

“El hambrevirus mata miles de niños por día en el mundo. La vacuna se llama comida. Pero a los medios no les interesa”, advirtió esta semana en un tweet Raúl Timerman, titular de la consultora Grupo de Opinión Pública. De manera tangencial, en parte resume los dos grupos que pujan por marcar presencia en el norte de Salta. Más allá de la falta de agua y de niños y madres con desnutrición.

El setentón Albino, junto a su blasón como ex alumno de la Universidad de Navarra –creada por Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei- tiene como aportantes de sus experiencias CONIN a la empresa de medicina prepaga OSDE, Microsoft,  Grupo Financiero Galicia, Sheraton, Cencosud, LAN, Globant y a la agroquímica Dow (y contribuciones estatales de Mendoza, Río IV, Salta, Estado nacional y de Japón). Pese a su dicción un tanto acuosa, Albino es un habitual disertante  en congresos de management del Consejo Profesional de Ciencias Económicas porteño y los organizados por la Asociación de Dirigentes de Empresas.

Sin embargo, el diario cordobés La Voz advirtió el 30 de julio de 2018 que “el apoyo de empresas privadas” a ONG como CONIN, con foto de su titular en la portada, “puede derivar en manipulación”. En este artículo titulado “El riesgo de privatizar la acción sanitaria”, la colega Alejandra Beresovsky reseñó estos lanzamientos en que multinacionales farmacéuticas invitan a “fundaciones que apoyan a poblaciones específicas” a probar medicamentos.

Enfrente, este conglomerado cuya punta de iceberg son Albino y Lanata, tiene al Grupo Roldán, reciente visitante de Santa Victoria Este. Quién sabe por qué tal recorrido por el departamento Rivadavia no trajo al Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Pudo haber sido mucho.

Con el conductor Marcelo Tinelli de portavoz, este conjunto nuclea a Marcelo Mindlin (Pampa Energía), Daniel Vila (Grupo América), Claudio Belocopitt (Swiss Medical), Jorge Brito (Grupo Macro), Sebastián Eskenazi (Grupo Petersen) y Rodolfo D´Onofrio (Grupo financiero La Caja). El portal Letra P recordó que a fines de mayo del año pasado el presentador de Showmatch bravuconeó: “La gente dice ¿Quién es Alberto Fernández? Lo digo con el mayor respeto por Alberto Fernández”.

En aquella nota de Leandro Renou, LP explicó que “la expresión del conductor revela lo que piensa el resto del Grupo Roldán”, que en aquel entonces reiteraba su negativa al binomio Fernández-Fernández y mantenía su respaldo a Alternativa Federal. Eso, por no recordar aquella vez, en 2007, que el mismo Tinelli empardó al actual Presidente de la Nación con una especie de “López Rega de Kirchner”. Pero se sabe cómo es el mundo de los negocios y el del petróleo, mejor ni hablar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here