El ex intendente de Aguaray, Jorge Prado carga con una causa por malversación de caudales públicos e incumplimiento de deberes de funcionario público. El fiscal Penal de  Armando Cazón, pidió la detención de Prado, pero el Juez de Garantías de Tartagal, Nelso Aramayo, no hizo lugar.

Según Aramayo, no hizo lugar a ese pedido porque le resulta contradictorio lo expuesto por el fiscal al ratificar el pedido de captura y detención de Prado, al compartir parcialmente las medidas de sustitución solicitadas por la defensa.

En su momento el fiscal indicó que una vez detenido el acusado comparte la aplicación del arresto domiciliario. Entonces este nuevo pedido denota una actitud «caprichosa» con el objeto de su detención.

Por un lado, la fiscalía no expuso los fundamentos que le impiden llevar a cabo la ampliación de la imputación por citación, ya que no se observa que al imputado se le hayan impuesto medidas de restricción, lo que no le impediría trasladarse de un lugar a otro. Aunque Prado fijó domicilio voluntariamente en la audiencia de imputación por lo que puede entenderse una “inexistencia del peligro procesal de fuga”.

Pero por el otro, las exigencias del proceso penal, tienen que ver con que la detención sea fundamentado correctamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here