Romero fue entrevistado por La Nación y reeditó el enunciado de juntar a todo larco anti K. Anunció su candidatura a gobernador en el 2015, bregó para que el Frente Renovador que dirige Sergio Massa contenga a Macri y lamento que Scioli no haya tenido el arrojo de Massa para diferenciarse de la Casa Rosada.

A lo largo de la entrevista con el diario LA NACION, Romero justificó su acercamiento al Frente Renovador que preside Sergio Massa en la necesidad de cambiar el modelo. Consultado sobre sus aspiraciones para el 2015 en la provincia, anunció que piensa “competir como gobernador en 2015 para dar una visión más federal, de mayor diálogo. Yo quiero un gobierno normal que reemplace al kirchnerismo, y con normal me refiero a no incrementar el enfrentamiento, la violencia política y el sectarismo”. Sobre el porqué decidió alinearse con Massa, manifestó que “En diez años resultó muy difícil para muchos peronistas acercarse no sólo al modelo. Nunca adherí al kirchnerismo, pero muchos de los que quedamos afuera vimos cómo se fue cerrando la participación, la posibilidad de hacer aportes como legisladores, porque se considera enemigo al que no piensa como ellos. El kirchnerismo es un espacio muy cerrado. Para cambiar este modelo, que está agotado, hace falta voluntad de cambio y quien más expresa esa voluntad de participación es el Frente Renovador”. En ese sentido, enfatizo que el arrojo “que tuvo Massa con el Frente Renovador (en relación a disputarle al kirchnerismo las elecciones de octubre pasado) es lo que le da la posibilidad de ser un candidato con mucha expectativa para 2015”.

Realizada la caracterización, Romero hizo un llamado a la variopinta oposición a no rotularse con adjetivos que pueden obstaculizar el trabajo en común.  Ocurrió cuando el periodista le recordó que él en Salta hizo una alianza con el PRO pero Massa rechaza trabajar con Macri por considerarlo una expresión de la derecha: “No creo que debamos previamente poner rótulos. Nosotros nos consideramos peronistas y si participo en el Frente Renovador lo hago como justicialista pero sin excluir a ninguna fuerza. Por eso no me animo a acusar a Macri ni de izquierdista ni de derechista”. Así justifico que en el Senado Nacional se busque “que los legisladores independientes, donde hay peronistas, de PRO y del Movimiento Popular Neuquino, armemos un interbloque llamado Federal, para coordinar políticas legislativas. Que cada uno conserve su autonomía en el cuerpo, pero a la hora de coordinar acciones hacerlo como interbloque y llevar propuestas en común. -Creo que las fuerzas que venimos resistiendo al kirchnerismo debemos hacer las cosas bien y dejar de pelearnos. Si hay diferencias, las tenemos que plantear en los puntos de vista y luego buscar consensos para sumar voluntades. Mi trabajo en el Senado va a ser buscar puntos de coincidencia con los demás bloques que no son kirchneristas”.

Con respecto a Daniel Scioli al que tanto él como el periodista caracterizaron como un hombre cuyo perfil lo acerca al Frente Renovador, Romero se mostró comprensivo:  “Yo lo comprendo, porque está en una de las provincias que más debilidad económica y financiera tienen. Esta refinanciación que la Nación les ha dado a las provincias ha domesticado a los gobernadores, y como el kirchnerismo no permite distintas opiniones, prácticamente impide a Scioli expresar sus apetencias políticas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here