La extracción se hace efectiva únicamente cuando hay un 100% de compatibilidad en el código genético de donante y receptor. La donación no implica ningún tipo de gasto para el voluntario

Desde el año 2005, en que comenzó el registro de voluntarios en Salta, 9 personas de la provincia concretaron la donación de médula ósea para pacientes con enfermedades de la sangre y a fin de mes serán 10, ya que hay una persona que debe trasladarse a Buenos Aires para la extracción.

Salta se ubica en quinto lugar a nivel nacional, con más de 14.500 voluntarios registrados como posibles donantes de células progenitoras hematopoyéticas (CPH), comúnmente llamadas médula ósea.

De ellos, más de 80 fueron convocados por el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI) para una posible donación, pero debido al requisito de la histocompatibilidad entre donante y receptor, solo 9 pudieron concretarla.

De los 9 donantes efectivos, 4 lo hicieron para pacientes argentinos y 5 para residentes en otros países, dado que el sistema de donación de médula ósea es de carácter internacional. El donante número 10 aportará para un paciente argentino.

Qué es la médula ósea

Comúnmente se llama médula ósea a las células progenitoras hematopoyéticas (CPH), que son un componente de la sangre y cuyo trasplante se utiliza en el tratamiento de personas que padecen enfermedades de la sangre como leucemia, linfoma, talasemia, déficit inmunológico o aplasia medular.

Algunas personas pueden contar con un donante compatible en su grupo familiar. Sin embargo, tres de cada cuatro pacientes no tienen donante compatible en su entorno familiar, por lo que deben acudir a un donante sano, voluntario, no emparentado.

Registro Nacional e Internacional

En el año 2003, por Ley Nº 25.392, se creó el Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas, con sede en el Instituto Nacional Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI).

Este Registro es depositario de los datos de identificación y filiación de los potenciales donantes. También tiene a su cargo el registro de la información derivada de los estudios de histocompatibilidad de los voluntarios.

La Argentina forma parte de una red mundial que reúne a más de 32 millones de voluntarios inscriptos en más de 60 países.

La donación de CPH se rige por el principio de solidaridad internacional, lo que significa que toda persona inscripta en el registro argentino está dispuesta a donar a cualquier persona del mundo que lo necesite. De igual modo, un paciente argentino puede recibir médula ósea de un donante de cualquier país.

Contar con este sistema permitió que el trasplante de células de donantes no emparentados sea una práctica terapéutica corriente y habitual en el país, para el tratamiento de pacientes con enfermedades hematológicas.

El registro es específico, confidencial y anónimo. Los datos de los voluntarios se ingresan al sistema nacional y la red internacional mediante un código de barras.

El sistema nacional de salud garantiza que todo paciente argentino con indicación de trasplante con donante no emparentado pueda ser tratado en el país, sin necesidad de viajar al exterior.

Requisito de compatibilidad

Para evitar rechazo, la médula ósea donada debe ser compatible en un 100% con el paciente receptor, lo cual es muy difícil, ya que la compatibilidad se da en un promedio de una persona entre 40.000. Por esta razón, es necesario que haya muchos donantes voluntarios en todo el mundo.

Debido al requisito de la histocompatibilidad, ser donante de médula ósea no implica que el voluntario vaya efectivamente a donar.

La donación se hace efectiva sólo cuando se comprueba que la compatibilidad entre donante y receptor es total. En ese caso, el registro nacional contacta al donante seleccionado para que confirme su decisión de donar y coordinar el procedimiento.

El voluntario que debe concretar la donación no realiza ningún tipo de erogación, ya que el sistema se hace cargo de los gastos de traslado, alojamiento y comida, para el donante y un acompañante.

Cómo inscribirse

Para inscribirse como donante voluntario de médula ósea, se requiere tener entre 18 y 40 años, tener un peso corporal mínimo de 50 kg, presentar buena salud y donar una unidad de sangre para determinación de los datos genéticos, que se incorporan a la base del registro nacional. Además, se debe completar un formulario de consentimiento informado.

El trámite puede hacerse en las campañas periódicas de colecta de sangre y promoción de donación de médula ósea, o en el Centro Regional de Hemoterapia, Bolívar 687, de lunes a viernes en el horario de 7 a 17 y los sábados, de 7 a 12.

Además, se habilitó el registro en los servicios de Hemoterapia de los hospitales San Bernardo y San Vicente de Paul, de San Ramón de la Nueva Orán. En el primero, la atención se realiza todos los días, de 7 a 10. En Orán, de lunes a viernes, de 7 a 12.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here