Con una inversión estimada de u$s448 millones anuales, la canadiense Millenial Lithium comenzará a procesar el valioso mineral en Salta a partir de 2023.

A un día de que se conociera el golpe de Estado en el país con la mayor reserva de litio del mundo, la minera canadiense Millenial Lithium anunció que concluyó en Salta la instalación de una planta piloto y que prevé comenzar el procesamiento de carbonato de litio en 2023. La inversión total estimada alcanza los u$s448 millones y proyectan una producción de tres toneladas mensuales.

Según consignó El Cronista, Millenial Lithium tiene sede en Vancouver pero sólo opera en el mercado argentino. En julio de 2016 le pagó u$s2 millones a una minera salteña por Pastos Grandes, lugar en donde emplazaría la planta piloto que le permitiría obtener muestras para eventuales compradores. Originalmente se trataba de 1221 hectáreas, pero luego amplió su propiedad a más de 8600.

Las reservas probadas y probables en Pastos Grandes ascienden a 943.000 toneladas de carbonato de litio grado batería. Lo que permitiría producir hasta 24.000 toneladas anuales durante 40 años.

La noticia conlleva la lógica preocupación por el ambiente que especialistas y activistas del ambiente vienen advirtiendo hace años. La succión del mineral y la consecuente sequía de los humedales trae aparejado el cambio de los ecosistemas con todo lo que ello supone. El otro debate tiene que ver con la soberanía de los recursos naturales y las exiguas regalías mineras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here