Más o menos previsible: hay un notorio detalle en la lista de dirigentes espiados desde la Agencia Federal de Inteligencia, durante el macrismo, como es la ausencia de nombres salteños. Los casos de vigilancia ilegal fueron denunciados este martes por Cristina Caamaño, interventora del organismo, lo que recayó para ser accionados por el fiscal Jorge Di Lello ante el juzgado federal a cargo de Marcelo Martínez de Giorgi.
La causa tiene como origen, básicamente, la intromisión ilegal dispuesta desde la AFI en el anterior gobierno a los mails particulares de un centenar de representantes, repartidos entre oficialistas y opositores. Afortunadamente, ni unos ni otros parecen haber caído en esta desconsideración fisgoneadora del macrismo, al considerar las figuras de la política salteña. Hasta hoy, el único dossier que detectó algo similar fue en octubre de 2019 cuando el juez Rodolfo Canicoba Corral exhortó al Ministerio de Seguridad de Salta datos sobre sus pedidos ilegales de los movimientos del camarista federal Martín Irurzún.
Si bien esta solicitud desde la fuerza de seguridad provincial hacia un “objetivo” metropolitano no registró idéntica reciprocidad en la fauna dirigencial gaucha, según lo publicado hasta este martes. Por lo que no faltará quien teorice, respecto a lo irrelevante de realizar este sonsacamiento informativo en la muestra conformada por políticos con actuación en aquel momento, hoy objeto de la pesquisa.
De todas maneras, es altamente probable que la justicia ponga bajo examen al ex titular de la AFI, Gustavo Arribas, su segunda, Silvia Majdalani; pero también el por entonces presidente de Boca Juniors, Daniel “Globo” Angelici y hasta al propio Mauricio Macri. La presentación realizada este martes por la Intervención a la AFI precisó que estas pinchaduras de mails “sólo fueron dispuestas por las autoridades del organismo”, el cual a partir de ese momento se dedicó a la “producción de inteligencia ilegal”.
Entre los opositores designados para este espionaje figuran la ministra de la Mujer, Elizabeth Gómez Alcorta; la vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario; o el gobernador santafesino Omar Perotti, entre otros. Aunque también figuras del oficialismo como el animador televisivo Luis Majul, el cordobés Mario Negri, el chaqueño Angel Rozas o el santafesino Mario Barletta.
En la presentación rubricada por Caamaño consignaron que tales seguimientos se encontraban en el disco rígido de la AFI, y que “del análisis surge que se procedió al borrado de la información que el mismo contenía, pero ello no de manera segura, por lo que fue posible reestablecerla -con algunas falencias del sistema-, a fin de acreditar los extremos esbozados en la presente denuncia”. Sobre este rescate y hallazgo, la interventora indicó que “se pudo detectar el registro de conexión de dispositivos extraíbles (pen drives) en los cuales se había realizado un proceso sistémico de colección de información correspondiente a correos electrónicos privados”. Así que por ahora, nada por acá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here