Andrea Villegas (MST), Daniela Planes (PTS) y Claudio del Pla (P.O.) dan su visión sobre las masivas movilizaciones que tienen como eje central la lucha contra el cambio climático. Debates y tensiones en el seno de la lucha ambiental. (Nicolás Bignante)

 

La izquierda tiene una larga tradición de debates respecto a la problemática ambiental y el cambio climático. Aunque el ecologismo, tal com lo conocemos, se consolidó como una corriente influyente en los Estados Unidos y Europa occidental en los años 60 del siglo XX; hay quienes sostienen que muchos de estos postulados ya estaban presentes en las obras de los teóricos fundadores del socialismo. Desde entonces, las luchas ambientales han sido terreno fértil para una serie de debates como el vínculo entre ecologismo y anticapitalismo, las estrategias de lucha, los verdaderos responsables de la catástrofe climática, etc.

Las recientes movilizaciones en el marco de la huelga mundial por el clima, que tiene como principal referente a la activista sueca Greta Thunberg, dispararon una serie de controversias y discusiones en el seno de la izquierda -entre otras cosas- por el papel que deben asumir los movimientos revolucionarios ante el planteo global. En Salta, los referentes de partidos de izquierda no están al margen de la discusión. Claudio del Pla (P.O.), Andrea Villegas (MST) y Daniela Planes (PTS), nos dan su visión sobre el fenómeno.

 

¿Podemos hablar de una nueva ola en la lucha ambiental a propósito del fenómeno Greta y la huelga mundial por el clima?

 

Del Pla: Es una expresión de que hay una contradicción de fondo entre un capitalismo en descomposición y el medio ambiente. Esto tiene múltiples manifestaciones y va provocando reacciones de destitntos sectores juveniles, pero potencialmente puede abarcar a millones y millones en todo el mundo porque la situación es muy extrema.

Villegas: Nosotros  desde el MST y ecosocialistas en red consideramos que si, estamos ante un fenómeno, una ola que se da a nivel mundial que comienza en los viernes por el futuro y que la principal consigna es por el clima. Nosotros como socialistas consideraos que el problema no es el clima, sino el sistema. Este sistema capitalista que lleva adelante producciones masivas buscando sólo el beneficio y la ganancia de las corporaciones está llevando a un desenalce catastrófico. No queremos ser pesismistas, pero el clima es una de las expresiones.

Planes: La huelga climática ya se transformó en una de las acciones más inportantes que hay contra el calientamiento global. Hubo casi 4 millones de personas movilizadas alrededor del mundo. La juventud muestra una dinámica saliendo a las calles junto a su referente Greta. Aquí en Salta fue una movilización que muestra una juventud que no se resigna.

 

¿Qué posibilidades creen que tiene este movimiento de seguir creciendo y expandirse al resto de la sociedad?

 

Del Pla: Nosotros participamos de la jornada de paro mundial en Salta con compañeros de nuestro partido. Fue una marcha muy linda donde masivamente se expresaron sectores juveniles, de clases populares y clase media también. Yo creo que puede ser un punto de partida. Nosotros intervenimos dentro de este movimiento planteando el planteo de fondo. La consigna que llevamos es: Si querés proteger el medio ambiente, es el capitalismo el que destruye el medio ambiente, por lo tanto lo que hay que destruir es el capitalismo. Esto hace al estructuralismo, de cómo se explotan los recursos naturales y a las relaciones sociales dominantes en la sociedad.

Villegas: Lo vemos muy positivo porque se está dando a nivel mundial. Se ha dado en el corazón del imperialismo una marcha que encabezan los jóvenes y no es menor. Siempre decimos que los jóvenes están a la vanguardia y son el motor del cambio. Así como la ola verde por el aborto legal, los chicos están a la vanguardia por la defensa del medio ambiente. Y están entendiendo que es el sistema. En Estados Unidos tuvieron que darles el día libre para que vayan a las marchas. En Salta fue importante y consideramos que es un fenómenos que va a ir en crecimiento.

Planes: Las pibas y los pibes abren un gran debate en relación a un mensaje que plantea quiénes son los responsables: El capitalismo y sus gobiernos. En la acción climática mundial se expresó que el capitalismo es el que contamina en pos de las ganancias de los grandes empresarios y los gobiernos.

 

¿Es posible un ecologismo disociado de la perspectiva de clase?

 

Del Pla: Existe, pero tiende a ser domesticado por las alternativas capitalistas y esterilizado en sus posibilidades de transformar realmente la realidad. Incluso hay distintos mecanismos de adaptación del capital y de negocios que están vinculados con la supuesta defensa de la ecología. Prueba de eso son los llamados bonos verdes o bonos de carbón.

Villegas: Nosotros en sí no lo consideramos. Un ejemplo que tenemos es que en Estados Unidos los jóvenes se consideran socialistas anticapitalistas. Es un dato no menor que los chicos están cuestionando el sistema. Si bien hay distintas formas en la lucha ambiental, como en toda lucha, consideramos que de fondo los chicos entienden que son las formas de producción y los gobiernos los que intervienen en esto y dan pase libre a que se contamine los recursos naturales de una forma indiscriminada. Vamos acompañando este proceso y consideramos que va a seguir avanzando.

Planes: Lo que se muestra es que hay enemigos importantes como la Barrick, Monsanto o Chevrón que tienen sus grandes aliados como Macri y los gobernadores. En nuestra provincia con Urtubey vemos que hay un gran territorio desmontado en contra de las culturas originarias. En el país hay megaminaería, Fracking… En ese sentido, se muestra claramente quiénes son el enemigo. Es necesario que esos sectores (juventud, comunidad científica, pueblos originarios, universitarios, trabajadores, mujeres) se unan con la lucha anticapitalista para poder darle una salida de fondo a esta crisis.

 

Hay dos visiones de la lucha ambiental que, al parecer, conviven y se contraponen al mismo tiempo en el seno de los movimientos ecologistas: Los que bregan por una salida colectiva, organizada y política; y los que impulsan una militancia individual, ética o de estilos de vida. ¿Cómo analizan esta dualidad?

 

Del Pla: Claramente, como en muchos otros órdenes, la lucha colectiva va produciendo transformaciones individuales en sus protagonistas. No entendemos esto como una lucha que pueda darse a nivel individual, pero cada individuo se va transformando en la lucha por la transformación social. Entiendo que hay una heterogeneidad muy importante en estos movimientos en cuanto a la concepción del mundo y a las concepciones políticas; pero el desarrollo, la profundidad y la variación de esos movimientos va ayudando a que se traigan concepciones políticas. A medida que se van tomando, se le da mayor potencia o, al contrario, ponen límites a estos movimientos.

Villegas: Nosotros vemos la salida colectiva desde el conjunto frente a un sistema que impone estas formas individualistas de salir del problema. Si, tenemos estas divergencias y llevamos este debate en los lugares donde intervenimos: La lucha final es contra el capitalismo y las formas de producción. Hay compañeros que lo están entendiendo y otros que lo van asociando a la salida individual. Son aportes, pero no solucionan el problema de fondo.

Planes: Lo que se necesita es cuestionar la matriz energética actual, prohibir el fracking y otras técnicas extractivistas para poder avanzar en el desarrollo de energías limpias y renovables donde la clase obrera pelee por sus demandas en sus sindicatos y juntos a los jóvenes. Tenemos enemigos que son los empresarios y los gobiernos y necesitamos dar una fuerte pelea uniendo a la juventud, las mujeres, los trabajadores, los universitario, los científicos en la calle.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here