Tal como adelantara Cuarto Poder, la Municipalidad de Salta reflotará un viejo sistema recaudatorio que fue apelado en múltiples fallos a nivel nacional. La última experiencia en Salta culminó con la desaparición de $66 millones. 

La CECAITRA (Cámara de Control y Administración de Infracciones de Tránsito de la República Argentina) comenzó la instalación de equipos en la ciudad de Salta para la elaboración de fotomultas. Las tareas se corresponden con un convenio firmado entre el organismo y la Municipalidad de Salta el pasado 3 de junio y quedaron plasmadas en fotografías que circularon en la red.

A finales de abril, Cuarto Poder adelantó que en los despachos municipales se estaban llevando adelante sigilosas reuniones para analizar el decreto 0013/12, que contenía el viejo convenio firmado por la administración Miguel Isa con la UTN (Universidad Tecnológica Nacional). El objetivo era avanzar en un nuevo convenio para la restitución de los aparatos generadores de multas.

Finalmente, tras un decreto de aprobación firmado por la intendenta Bettina Romero y el Secretario legal y Técnico Daniel Nallar, se rubricó el denominado Convenio de Cooperación en Materia de Seguridad Vial Y Movilidad Ciudadana Sustentable.

Chiches nuevos:

Un dictamen del Tribunal de Cuentas Municipal, deja entrever cuáles serán los aparatos provisto por la CECAITRA:

  • 6 cinemómetros fijos con detección diferenciada de vehículos livianos y pesados
  • 8 equipos de control de violación de semáforos en rojo
  • 14 equipos de iluminación infrarroja para cinemómetros y semáforos para infracciones nocturnas
  • 6 equipos de constatación de circulación con luces bajas encendidas en ruta o cruce de doble línea amarilla
  • 4 tótems alertadores de velocidad con lectores de patente, conectados al centro de monitoreo, de equipos de control de violación de barreras bajas
  • 4 gabinetes psico sensométricos para evaluar los postulantes a licencias de conducir.

La duración del convenio queda establecida en cuatro años, con la posibilidad de extenderse otros dos más. Posterior a ese plazo, el municipio deberá devolver los aparatos a la Cámara de Control y Administración de Infracciones de Tránsito.

Antecedentes del viejo convenio:

El convenio rubricado entre el municipio y la UTN se firmó en diciembre de 2011 para la ejecución del programa Integral de Tránsito, Seguridad Vial y Movilidad Urbana Sustentable.

Además de planes de difusión, concientización y observación, la Universidad Tecnológica nacional se comprometió a instalar y mantener: 45 semáforos inteligentes, 8 cinemómetros fijos y móviles, 6 controles de semáforos por violación de luz roja, 6 controles de semáforos por invasión senda peatonal, 20 equipos de mano para control de estacionamiento, 4 equipos móviles para control de estacionamiento y 3 equipos de control de luces encendidas; servicios de logística; implementación y operación de un sistema informático para procesar infracciones de tránsito y el desarrollo de un sistema de seguimiento de notificaciones y cobranzas.

En los primeros cuatro años de la implementación del convenio, la UTN se llevó 66 millones de pesos que salieron de las arcas municipales. Con la llegada de Gustavo Sáenz al municipio, los representantes de la Universidad no dejaron ni un pisapapeles en las oficinas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here