La profesional señaló que el joven denunciado tiene una marcada conflictividad en el plano psicosexual. Ocurrió en la tercera audiencia del juicio seguido contra Marcos Lautaro Teruel. Por Andrea Sztychmasjter

Una psicóloga del Poder Judicial que evaluó a Marcos Lautaro Teruel señaló que el acusado se encontraba muy angustiado por su situación de detención y por sentirse observado por los demás. La perito señaló que Teruel le contó detalles del hecho por el cual había sido denunciado, reconoció el abuso y trató de justificar su error.

Aunque la Fiscalía quiso ahondar más en aspectos concernientes a los abusos el defensor de Teruel se opuso a que la profesional pueda dar información desde su formación sobre ese aspecto, pedido que fue aceptado por el Tribunal.
La psicóloga indicó que en la personalidad del imputado sobresalían rasgos infantiles y dependientes y que buscaba permanentemente la contención de su madre y padre. Dijo que el joven sabe lo que está mal, lo reconoce, pero también puede actuar sin tener en cuenta lo que causa en otras personas.

Sostuvo que el plano psicosexual es un área conflictiva en la que el acusado puede actuar con el mecanismo de disociación.

Sobre los mecanismos de defensa que el joven presenta describió tres ejes: el muchacho busca la racionalización, es decir justifica su accionar acomodando su discurso para hacerlo lógico, presenta negación para tratar que ciertos hechos no salgan al plano consiente y presenta disociación, lo contrario a no racionalizar.

Este miércoles se desarrolló la tercera jornada de la audiencia de debate contra Marco Lautaro Teruel, acusado en una primera causa de abuso sexual con acceso carnal agravado por el grave daño en la salud de la víctima en concurso ideal con exhibiciones obscenas agravadas continuadas en concurso ideal con corrupción doblemente agravada por tratarse de una menor de 13 años y por mediar engaño. En la segunda causa, Teruel fue imputado por abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por dos o más personas en coautoría con Silvio Ezequiel Rodríguez y Gonzalo Isaac Farfán. Interviene el fiscal penal 1 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Federico Obeid.

También declararon integrantes de una junta médica psiquiátrica conformada por profesionales del Cuerpo de Investigaciones Fiscales y un perito de parte, quienes evaluaron a la víctima y confirmaron la existencia de daño psíquico, por lo que sugirieron que continuara con la realización de tratamientos psicológicos y psiquiátricos.

Por otra parte, un médico legal del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, quien en marzo de 2019 revisó a la víctima, indicó que la joven presentó cicatrices en ambos brazos y muslos, de lesiones realizadas con un objeto filoso.

En este sentido, otra psicóloga que entrevistó a la víctima cuando contaba con 13 años para realizar un informe por fuga del hogar, sostuvo que la joven manifestó tristeza, presentó desordenes alimentarios y se autolesionaba.

Por ultimo  declaró una psicóloga que intervino en el citado proceso. Recordó que la víctima presentó un discurso coherente, espontáneo y ubicado en el tiempo, sin que se presentaran contradicciones.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here