Lo decidió el municipio tras una reunión con representantes de las 33 ferias de la ciudad. Para contener la restricción, repartirán un bolsón de mercadería a cada feriante.

 

En la tarde de ayer, referentes de todas las ferias barriales de la capital se reunieron con el coordinador de Planificación y Control de Gestión, Bernardo Racedo Aragón, y el secretario de Ambiente y Servicios Públicos, Aroldo Tonini. Allí se les comunicó que la suspensión de las actividades se prorrogará una semana más a partir del próximo jueves. Para sobrevivir a lo largo de los siete días de inhabilitación, cada feriante recibirá un módulo alimentario o «bolsón».

«La intendenta (Betina Romero) tomó la decisión de acompañar, con un módulo alimentario a cada participante de la feria para acompañar de suspender una semana más», anticipó el funcionario de Planificación y solicitó: «Hay que cuidarnos». Luego, advirtió que desde el municipio seguirán las tareas de control: «Vamos a seguir controlando. Hemos clausurado negocios por no cumplir con protocolo. Esto hace que continuemos con firmeza los controles en protocolos sanitarios y de seguridad».

En cuanto a la postura de los feriantes, el funcionario remarcó que no fue unánime y que muchos de ellos se resisten a las medidas ante la necesidad de trabajar. «Hubo feriantes que estuvieron en desacuerdo y otros de acuerdo. En la vida no vamos a encontrar nunca, en un universo de 6 mil feriantes, una sola postura», concluyó Aragón.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here