Con 41 votos a favor y luego de un extenso debate la iniciativa del senador Ketty Rosso fue enviada al ejecutivo para su promulgación.

 

A pesar de los planteos de inconstitucionalidad formulados por algunos legisladores, la iniciativa para poner un freno a la venta ilegal de cigarrillos fue aprobada ayer en la sesión virtual de la legislatura provincial. El proyecto es de autoría del legislador güemense Ketty Rosso y ya contaba con la aprobación de la cámara de senadores.

La iniciativa se fundamenta básicamente en que actualmente no hay una regulación, ni un control claro sobre la comercialización de esos productos, como tampoco de los componentes con que se fabrican. Sin embargo, muchos legisladores se mostraron poco convencidos sobre el proyecto, entre ellos: Baltasar Lara Gros, Javier Diez Villa, Carlos Zapata y Julio Moreno. 

Este último, había manifestado en la previa de la sesión ordinaria que el proyecto tenía serios problemas de inconstitucionalidad, ya que «invade la jurisdicción y competencia nacional, violando varios artículos».

En un sentido similar se manifestó Carlos Zapata, quien agregó que con la aprobación de esta ley «se abre una puerta más para el comercio ilegal”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here