Por los reiterados hechos de violencia policial registrados durante la pandemia, los legisladores provinciales pidieron que se derogue el decreto 255/20. Desde el ejecutivo respaldaron la medida. 

 

El ministro de Seguridad Juan Manuel Pulleiro visitó la Cámara de diputados por requerimiento de los legisladores. Lo hizo en el marco de reiteradas denuncias por apremios ilegales y casos de abuso policial en el contexto de la pandemia. En tal sentido, algunos legisladores plantearon la necesidad de derogar el decreto 255/20, que crea el régimen sancionatorio para personas que infrinjan el aislamiento.

En concreto, el decreto establece: «será sancionado con arresto de hasta sesenta (60) días o multa de hasta sesenta (60) días, el que injustificadamente desobedezca órdenes legítimas en ejercicio de las funciones de los agentes del orden público que tengan por la causa la emergencia sanitaria por la pandemia del COVID-19, o fuere arbitrariamente remiso en darle cumplimiento».

Desde el ejecutivo respaldaron la medida y consideraron que, de esa forma, se logró contener un posible brote de contagios en la provincia.

Durante la conferencia del ayer, el gobernador Gustavo Sáenz indicó que el número de infracciones labradas por la provincia por incumplimiento del aislamiento obligatorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here