Raúl Antonio Pérez fue condenado a la pena de prisión perpetua por homicidio agravado por tratarse de un femicidio y por mediar violencia de género. El juez ordenó su inmediato traslado a la unidad carcelaria N° 1.

Tras diez días de juicio, por el femicidio de Jéssica González, Raúl Antonio Pérez fue condenado a prisión perpetua por resultar autor material y penalmente responsable de homicidio agravado por tratarse de un femicidio y mediar violencia de género. El femicida decidió no hacer uso del derecho a la última declaración.

La querella coincidió con la fiscal en el pedido de la pena máxima para Pérez. En el fallo también se solicitó su traslado desde la Alcaidía Judicial hacia la Unidad Carcelaria N° 1 y que se realice el examen médico correspondiente. Además se recomendó al director del Servicio Penitenciario que le brinde tratamiento psicológico.

A lo largo de las audiencias se pudo comprobar que Jéssica González y su victimario no ingresaron al hotel alojamiento, sino que la mujer fue acuchillada en el interior del vehículo y posteriormente trasladada al interior de una habitación. En relación al condenado, la fiscal Sodero Calvet sostuvo: «es una persona que puede disociarse, mostrando una faceta tranquila pero tiene otra, donde tiene comportamientos impulsivos y desadaptados”.

Jéssica González fue asesinada el año pasado por Raúl Pérez, a quien había conocido en la iglesia evangélica. La mujer fue llevada por la fuerza hasta un motel luego de haber sido apuñalada varias veces.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here