Bajo el lema «La salida es sin ajuste», organizaciones barriales de Salta reclamaron por los recortes en programas sociales y de asistencia alimentaria. Indican que la concurrencia a comedores se multiplicó por siete durante la pandemia. 

En la mañana de hoy, organizaciones sociales y barriales de distintos puntos de la ciudad marcharon hacia la sede de Anses en reclamo por los recortes implementados desde el gobierno nacional. También insistieron en la necesidad de que se apruebe en el senado el aporte extraordinario a las grandes fortunas.

«Se está haciendo un traslado de los que menos tienen a los que mas tienen. Con la quita del ATP, del IFE, la especulación en el cálculo jubilatorio… La verdad que es una tristeza», indicó Ángel Pereira, referente de Barrios de Pie. Y añadió: «Mas allá de la media sanción del proyecto para el impuesto a la riqueza, en el senado no termina de tener resolución».

En relación al impacto de la pandemia en los barrios salteños, el dirigente señaló que la cantidad de raciones de comida entregadas en los merenderos y comedores de la organización se multiplicó por siete.

«Venimos en un esquema de pandemia inesperado, en el cual hemos tenido que adaptarnos de manera paulatina, pero no vemos una perspectiva a futuro. Nosotros de manera particular tenemos 140 centros de asistencia alimentaria, en los cuales antes de la pandemia entregábamos 3 mil raciones por semana. Hoy en día, a punto de terminar el año, estamos en un promedio de 20 mil raciones por semana», finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here