Pese a la intervención del organismo y la imputación que pesa en su contra, el ex-jefe de la UDAI Salta no sólo sigue cobrando su sueldo, ahora también asumiría como jefe regional de ANSES.

 

Tras la salida de Jesús Salim de la jefatura de la regional norte de ANSES, trascendió esta tarde que quien lo reemplazaría sería nada menos que el ex-jefe de la UDAI Salta Marcos Vera Ramírez. El mismo que se encuentra imputado por intentar cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia, denunciado por discriminación y maltrato, sospechado de haber propiciado la venta de turnos durante la pandemia y cuya delegación se encuentra intervenida por múltiples irregularidades.

El jefe regional Norte del organismo, el tucumano Jesús Salim, fue apartado en mayo de este año por no aceptar formar parte de un documento que habían firmado un importante número de funcionarios y de dirigentes peronistas en apoyo al presidente del Partido Justicialista de Tucumán. Desde entonces, el cargo se encuentra vacante.

Los antecedentes y la gestión de Vera lo ubican entre los funcionarios más cuestionados de la provincia. El año pasado comenzó a ser investigado en el marco del escándalo por funcionarios y legisladores que cobraron el IFE. En la justicia federal se realizó la audiencia formal de la causa carátula: «Averiguación s/ Defraudación a la administración pública – IFE», en la que se imputó a Vera y a otros funcionarios por el delito de defraudación a la administración pública en grado de tentativa en concurso ideal con el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

En marzo de este año también fue denunciado por una mujer oriunda de Cerrillos por discriminación, maltrato y mal desempeño. La mujer es madre de un niño de 12 años que padece de autismo, TDA y discapacidad intelectual. Según la denunciante, se había presentado ante Vera con la intención de solicitarle la adhesión al programa «Incluir Salud», pero sólo obtuvo malos tratos y prepotencia por parte del funcionario camporista. Por el hecho, la mujer presentó una denuncia ante la Procuraduría General de la Nación la cual fue recepcionada por la Unidad de Admisión y Detección Temprana- Procuraduría de Investigaciones Administrativas.

En mayo de este año se presentó en fiscalía una escandalosa denuncia según la cual, en un local comercial cercano a la oficina de la ANSES, se vendían turnos para la atención de las dependencias de la UDAI Salta. La gestión para la obtención de turnos se efectuaba a través de una casilla de correo electrónico administrada por un tercero ajeno a los titulares.

De acuerdo con el relevamiento efectuado, se detectó una cuenta que fue utilizada para 3850 solicitudes de turnos, correspondientes a más de 3000 titulares. Cabe señalar, que se detectaron trámites diligenciados desde esa misma cuenta de correo desde 2017 y que continuaron en los años siguientes.

Todos esto llevó a que la titular nacional de ANSES, Fernanda Raverta, dispusiera la intervención del organismo y ordenara la realización de informes de auditoria. Los resultados de los mismos arrojaron un cúmulo de irregularidades por los que Vera aún no ha dado respuestas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here