En otra entrega de «Los privilegios del cholo», el hermano del diputado nacional Miguel Nanni protagoniza fuerte berrinche contra policías que lo instaban a cumplir con el protocolo de repatriados. 

 

Algunos repatriados llegan a Salta en calidad de «polizones» y hasta son tildados de delincuentes sin que haya mucho ruido. Otros llegan en vehículos particulares a la hora que quieren y hasta se trenzan en discusiones con la policía porque no les gustan los hoteles designados por el gobierno.

En la última clasificación podría encasillarse la secuencia protagonizada por Agustín Nanni, hermano del diputado nacional cafayateño en la medianoche de la semana pasada. El hombre junto a su pareja e hijo llegaron a la localidad de los Valles Calchaquíes desde Buenos Aires en calidad de repatriados, pero se negaron a cumplir la cuarentena en el hotel asignado por protocolo.

Según consta en el parte policial, los agentes le explicaron a Nanni que debía cumplir con el aislamiento en el hotel ATSA, pero el hombre se negó aludiendo que ya tenía todo preparado para dirigirse al Hostal Ñusta, de la misma localidad.

El pataleo se extendió por media hora, hasta que el hermano del legislador manifestó que acataría la orden y cumpliría la cuarentena en el hotel asignado. Cuando la patrulla encargada de la custodia se dispuso a acompañarlo al domicilio, Nanni cambió de recorrido repentinamente y se dirigió al Hostal Ñusta. Tras varias idas y vueltas, la fiscalía de turno dispuso que se labre la infracción al DNU de Aislamiento Social Obligatorio, pero al llegar al domicilio nadie atendió a los oficiales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here