El Gobernador de la Provincia puso en funciones a lxs titulares de las distintas carteras provinciales. Hay solo dos mujeres y casi nula mención a las políticas de género en la nueva gestión.

Ayer el mandatario provincial tomó juramento a ministros y secretarios de Estado, quienes lo acompañarán en su gestión. Con la jura de los ministros ya realizada, las mujeres no ocupan un lugar de equidad en el gabinete de Saenz. En la cartera de salud pública estará la pediatra Josefina Medrano de la Serna, quien se venía desempeñando como coordinadora ejecutiva del PAMI y ya fue protagonista de críticas del movimiento feminista.

En tanto en Desarrollo social estará Verónica Figueroa quien se desempeñaba como SubSecretaria de Desarrollo Humano en la municipalidad. Es Socióloga, Mediadora especializada en Proyectos Sociales, Diseñadora Gráfica y Fotógrafa.

Conforme a la nueva estructura aprobada por ambas cámaras y cuya ley establece funciones y responsabilidades de los funcionarios que integran el equipo de Gobierno, el gabinete provincial quedó compuesto de la siguiente manera:

Ministerio de Gobierno, Derechos Humanos, Trabajo y Justicia:  Ricardo Villada
Ministerio de Economía y Servicios Públicos: Roberto Dib Ashur
Ministerio de Desarrollo Social: Verónica Figueroa
Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología: Matías Cánepa
Ministerio de Salud Pública: Josefina Medrano de la Serna
Ministerio de Producción y Desarrollo Sustentable: Martín de los Ríos
Ministerio de Turismo y Deportes: Mario Peña
Ministerio de Seguridad: Juan Manuel Pulleiro
Ministerio de Infraestructura: Sergio Camacho
Secretario general de la Gobernación: Matías Posadas

De acuerdo a la ley aprobada por la Legislatura provincial, se suprime la figura del Jefe de Gabinete, el Ministerio de Primera Infancia, el de Asuntos Indígenas, cuya función será ejercida por la administración de Desarrollo Social y la fusión de las áreas de Gobierno, Derechos Humanos, Trabajo y Justicia. Asimismo, Cultura formará parte del Ministerio de Educación, dejando de lado su vinculación con el ex Ministerio de Turismo. En tanto, el Servicio Penitenciario de la Provincia dependerá funcionalmente del Ministerio de Seguridad, abandonando la cartera de Gobierno.

En el nuevo organigrama estatal sin embargo hay casi nula mención a las políticas de género como incorporación genuina de una política de estado. Las áreas de prevención de violencia de género formarán parte de la órbita del ministerio de Seguridad, mientras que anteriormente funcionaban en la de Derechos Humanos. Desde la nueva gestión afirmaron no obstante que será una reacomodación que sin embargo no excluirá la órbita de derechos humanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here