Con la excusa de “mejorar la circulación en la zona”, la Municipalidad ordenó reducir el ancho de una ciclovía hecha hace apenas semanas.

La gestión Municipal comandada por Bettina Romero se caracteriza por la improvisación. Ahora ordenó reducir el ancho de la ciclovía del Paseo Güemes “para mejorar la circulación en la zona”. El pedido había sido elevado por la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) al darse cuenta a simple vista que iba a ser imposible el paso de los colectivos por esa calle. Algo que un mínimo plan de ordenamiento vial hubiese previsto.

¿Cuánto nos salen estos groseros errores del Municipio?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here