Según se desprende de un informe de la situación de SAETA al que accedió Cuarto Poder la empresa de transporte destinó mensualmente un 6,4% de su recaudación a erogaciones a la multinacional.

 

Mientras el presidente de SAETA, Claudio Juri, amenaza con resentir el servicio en algunas zonas de la ciudad por que los números «no cierran» tras el fallo judicial de la jueza Mosman; las ejecuciones presupuestarias de SAETA en los primero nueve meses de 2019 exhiben obscenas contradicciones: Pagos millonarios a la empresa encargada del mantenimiento de las máquinas y gastos exorbitantes en ploteos, con el soslayo y la complicidad absoluta de la AMT, son sólo algunas de ellas.

Pese a la implementación del pase libre y a la quita de subsidios dispuesta a nivel nacional, SAETA cuenta con ingresos por recaudación genuina (cobro de pasajes) que abarcan el 43% de su ingresos totales. Con una cuenta de ingresos propios, SAETA financia los sueldos de sus 2200 empleados, los alquileres de sus oficinas, los gastos de movilidad y las concesiones de vigilancia, limpieza y auditoría.

Además de todo esto sostiene la concesión de la multinacional Atos mediante el pago de importantes cifras que se calculan del total de la recaudación. Atos es una firma de capitales franceses especialista en tecnologías de la información con sede en Bezons. Tiene 120.000 empleados en 73 países y una facturación anual de 12.000 millones de euros. La compañía trabaja en diversos sectores de negocios, desde defensa hasta servicios financieros.

En Salta, Atos es la firma encargada de programar los equipos para que se pueda hacer efectivo el cobro del boleto, como así también de diseñar y poner en funcionamiento las terminales de autogestión para la carga de tarjetas.

logo de la firma francesa Atos

Según detalla el informe de situación de SAETA para la transición de gobierno, a Atos se le abona el 6,4% (IVA incluido) del total de la recaudación genuina más la compra de tarjetas e instalación y desinstalación de equipamiento a bordo de las unidades. Es decir, una verdadera monstruosidad.

En los primeros nueve meses del año (enero-septiembre) SAETA tuvo una recaudación propia (sin contar subsidios) de $1.255.411.659,42, una diferencia de alrededor de $280 millones más que el año pasado, pero que no llega a compensar por sí misma la quita de contribuciones a nivel nacional, que bajó del 30,9% del porcentaje total de ingresos al 4,25%. En cambio, los subsidios provinciales pasaron de representar el 31,8% de los ingresos de SAETA en 2018 al 53,4% en 2019, lo que implica un desembolso de la provincia de $1.587.281.915,51.

De las ejecuciones presupuestarias correspondientes al período enero-septiembre se desprende que SAETA pagó $84.916.746,98 a Atos en concepto de «Servicio de recaudación y mantenimiento»; o sea, unos $9,4 millones mensuales.

Otro de los rubros llamativos es el de «Servicio y publicidad/ploteos» por el que la empresa de transporte abonó $9.630.000,00 en los primeros 9 meses del año, es decir, más de un millón de pesos al mes sólo para plotear las lunetas de las unidades.

Según las estimaciones de Juri, el fallo de la jueza Mosman provocaría un hueco de $8 millones que sólo podría ser suplido si el gobierno provincial incrementa los subsidios o si se resienten las frecuencias en algunos barrios. ¡A sacar la calculadora!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here