La encargada del transporte masivo metropolitano SAETA confirmó este sábado que está a la espera de subsidios nacionales para congelar el boleto hasta mayo próximo. El presidente del directorio, Claudio Mohr, resumió que por parte de esta compañía el objetivo está apuntado a “impactar lo menos posible en la gente”. Por lo tanto, la inyección de capital desde el gobierno federal es lo que permitirá mantener sin movimiento al precio del boleto urbano.
Esta afirmación habrá que ver cómo se concreta, dado que los números de SAETA en la gestión anterior aún no fueron indagados por la Sindicatura General de la Provincia u otro organismo de control. Si bien se encuentran medianamente claros los ingresos que declara por el cobro de boletos, lo que deja dudas es lo percibido en concepto de subsidios, principalmente del Ejecutivo provincial.
Por ejemplo, Mohr señaló en diálogo con diario El Tribuno que de “los $28 millones que se reciben por mes” de Nación no se alcanza a cubrir el costo operativo mensual del sistema. Sin embargo, 9,4 millones mensuales deriva SAETA hacia la empresa Atos IT, encargada de las máquinas boleteras y de las escasas terminales de recarga dispuestas en la región metropolitana.

Cuestión terminal

Si por el boleto la empresa envió cancilleres hacia el Ministerio de Transporte de la Nación para lograr fondos federales, en cuanto al sostén de este oneroso convenio con Atos IT los pedidos de mayores subsidios irán en dirección a la Avenida de los Incas. Al final de esta semana, SAETA alegó nuevamente supuestos hechos vandálicos en contra de dos cabinas para recarga automática de tarjetas, tal como había invocado hace exactamente un año atrás. Los últimos mencionados no fueron denunciados.
En esta ocasión, fueron dos puestos ubicados muy cerca de comisarías, cuyas cámaras tampoco registraron el momento del sospechoso ataque, y que fueran denunciados luego por sendos supervisores que fueron los primeros en advertir el daño. Uno de estos hechos, el de barrio Limache, incluso sucedió en la vereda de la Comisaría 106, en la que finalmente se plasmó la presentación formal.
El gerente de SAETA, Claudio Juri, admitió que aún no fueron calculados los daños ocasionados por estos supuestos ataques y que este accionar exigirá, por parte de Atos IT, importar los repuestos. En una entrevista con nuestro colaborador Federico Pérez, Juri también señaló que para suplantar el puesto en barrio Limache, esta firma trasladará este fin de semana, desde la provincia de La Rioja (donde también es concesionaria de las tarjetas de transporte urbano SIRVE), una cabina que por estas horas viaja hasta nuestra ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here