Las dueñas de salas maternales exigen ayuda al gobierno para solventar la fuerte caída de ingresos por la pandemia. Piden que se reconozca y se ponga en valor la formación que brindan en la primera infancia. 

 

Esta mañana, desde las 8:45, directoras de salitas maternales realizarán una sentada pacífica en el centro cívico Grand Bourg. El objetivo, según expresaron, es solicitar al gobierno provincial medidas económicas para paliar la drástica caída en los ingresos, producto de la pandemia de Covid-19. A su vez, piden que se pondere el aporte pedagógico que realizan en el nivel inicial.

Los jardines maternales cuentan con habilitación municipal, pero no están bajo la órbita del ministerio de Educación, por lo que no reciben ningún tipo de subsidio ni ayuda estatal. Se trata, además, de uno de los sectores que más tarde retomará sus actividades tras el confinamiento.

En un video difundido recientemente, puntualizan: «No estamos pudiendo cumplir con nuestras obligaciones y gastos fijos, ya que nuestros ingresos han caído rotundamente. Es por eso que solicitamos una reducción en nuestros alquileres y un subsidio para poder solventar sueldos e impuestos».

A su vez, mostraron su preocupación por el sostenimiento de las fuentes laborales: «Somos imprescindibles en la primera infancia y además somos una fuente de trabajo. Al cerrar nuestras puertas muchas familias quedarían sin trabajo y sin la oportunidad de una educación para los más pequeños del sistema escolar».

Por último, destacaron que las salitas maternales suelen ser un espacio de formación para docentes; ya que, muchos de ellos pasaron por un jardín maternal antes de llegar a trabajar en el Estado. Asimismo, recalcaron que muchos profesores de jardín de infantes, actualmente realizan sus prácticas profesionales en salas maternales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here