La ley provincial lo prohíbe y la corte de justicia lo ratificó en 2018: legisladores y funcionarios no pueden ejercer el patrocinio letrado de terceros durante el ejercicio de sus funciones. Pese al veto legal, pululan por los pasillos de ciudad judicial algunos legisladores y funcionarios en carácter de litigantes.

En concreto, la ley 7204 en su artículo 1° establece: “Prohíbese a los legisladores y funcionarios (…) representar o patrocinar, en ejercicio de su profesión a terceros que peticionen o pretendan hacer valer derechos de cualquier clase ante los poderes públicos de la Provincia o sus municipios, como así también convalidar actos de cualquier naturaleza destinados a ser presentados ante dichos poderes, para obtener o consolidar derechos personales o patrimoniales. La presente prohibición incluye la defensa penal y administrativa de imputados de cualquier clase de ilícitos o irregularidades”.

La ley alcanza a: Gobernador, vicegobernador, ministros, secretarios, subsecretarios, legisladores, intendentes y concejales.

En los últimos años, algunos casos fueron pasados por alto por los magistrados del fuero local. La jueza María Edith Rodríguez debió impedir el desempeño de Humberto Vázquez como representante del titular de dos portales que fueron obligados a cesar en sus “publicaciones injuriantes” contra el gobernador Sáenz. El legislador radical, además, asumió en 2018 la representación del ex Defensor del Pueblo de Cerrillos Carlos Paz en un amparo. Vázquez había interpretado que la ley no le impide ejercer la profesión de abogado y que se trata de un mandato ético que no prevé sanción ante su incumplimiento,

No son pocos, además, quienes señalan al diputado radical Héctor Chibán como otro ejemplo de representante del pueblo con cierto apego a soslayar la normativa. La sospecha de que podrían influir en las decisiones de los magistrados por su condición de representantes, conforma parte del espíritu de esta ley que no hace más que corroborar algo por demás sabido en la provincia: la independencia de poderes sigue siendo una aspiración más que una realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here