En la semana ex empleadxs de la confitería realizaron una protesta en plaza 9 para denunciar públicamente por explotación laboral y acoso sexual a Ricardo Iacuzzi, quien posee la concesión del restaurante y además dirige la Academia de cocina. (Andrea Sztychmasjter)

Lxs ex empledxs informaron que las denuncias son variadas y vienen desde hace tiempo. El protagonista es Ricardo Iacuzzi, quien actualmente posee la concesión de la confitería- restaurante conocida como la del MAAM, por encontrarse justo al lado del Museo de Arqueología de Alta Montaña en pleno corazón céntrico y a metros de la Catedral salteña, director de la Academia de cocina El Gourmet y de la Fundación Ideas del Norte, bautizada como la productora que fundó Tinelli “Ideas del sur”, pero salteña.

La Fundación que dirige Iacuzzi además de conseguir nuevamente este año la renovación de la concesión para seguir usufructuando la confitería, tiene sendos contratos con el gobierno provincial. Es la encargada de brindar capacitación en distintos municipios salteños a través del programa «Salta come en familia», que es parte del programa de nutrición provincial Alimendar.

Esta semana una de las ex empleadas se cansó de la impunidad de la que goza Iacuzzi y decidió contar su historia a través de su cuenta de Facebook, anunció además que se reunirían en la plaza 9 para hacer públicas las denuncias que ya realizaron en la justicia. Acompañxs de carteles con frases que Iacuzzi les lanzó en forma de amenazas: “Te pago tu sueldo si firmas la renuncia” y “No les da la cabeza”, fueron algunas de las que los ex empleadxs entrecomillaron. Otros carteles describieron la cruda realidad de una Salta turística que solo atiende el lucro comercial: “Viven del turismo a través del maltrato a los trabajadores salteños”.

Pero el director de la academia de cocina los amenazó a través de diferentes formas. Ese día de la protesta apenas llegaron a las puertas de la confitería, dos policías se encontraban custodiando las puertas. Otrxs empleadxs, ex compañerxs, filmaron con su celular, otrxs hicieron publicaciones en redes sociales tratando de exculparse de los maltratos del dueño, tratando de explicar las supuestas razones por las que los habían echado. Se olvidaron de explicar por qué nunca los trató como verdaderxs trabajadores, reconociendo sus derechos.

 

Acosos de un dueño

Valentina una de las ex empleadas describió a este medio que desde un primer momento no obtuvieron respuestas acordes a sus pedidos. Lo que recibió fue todo lo contrario; el destrato y la negación de que ella junto a otros compañeros alguna vez trabajaron allí. Aseguró que alrededor de 20 personas cumplen diferentes funciones en el restaurant y que gracias a sus protestas lograron que el dueño los ponga en blanco. Sin embargo ella junto a otros manifestantes no tuvieron la misma respuesta. Un ex trabajador incluso trabajó durante 6 años y fue despedido sin que le pagaran indemnización.

Además del maltrato laboral, las ex empleadas también lo denunciaron por acosador: “Más o menos en diciembre del año pasado, mi hermana volvió a casa llorando porque su jefe, el actual dueño del Resto MAAM, estando asquerosamente borracho como acostumbraba y en horario de trabajo se le acercó, la agarró de la cintura y le dijo ‘Ese pantalón te queda mortal, a ver si lo usas más seguido’. Mi hermana tenía 18 años y se asustó tanto que nunca más quiso atenderlo. Uno de los empleados le contó esto al Jefe y él comenzó a insultarla a sus espaldas, diciendo que era una marimacho (porque tiene el pelo corto) y una falopera. Al poco tiempo, más o menos en febrero de este año, el tipo la cambió de puesto y la puso a trabajar en otro horario y por menos plata. Yo también trabaje ahí por más de un año, tiempo en el que este hombre me acosó sexualmente en varias oportunidades, todas en horario de trabajo. Se me acercaba, me abrazaba por detrás, me agarraba de la cintura. Una vez, mientras estaba atendiendo una mesa, me llamó solo para decirme ‘estábamos hablando con mi amigo de que tenes muy buen orto’ » explicó la joven sobre las actitudes de Iacuzzi.

Las acusaciones hacia el dueño por acosador no son las únicas, abundan y algunas mujeres temen hablar por miedo a represalias que el propio hombre les vocifera; una de ellas es que si hablan o se quejan nunca jamás podrán volver a trabajar en locales de gastronomía porque él mismo se encargará de que eso suceda. Aseguran que tiene aceitados contactos en el ambiente turístico provincial.

 

Lucro disfrazado de fundación

Las jóvenes aseguraron que el hombre disfraza su negocio de fundación y con ello logra evadir algunos impuestos. Además a lxs alumnxs de la Academia los hace trabajar como pasantes en la confitería: “Este tipo disfraza su negocio de Fundación, y les hace trabajar a sus empleados más de 9 horas, mientras les hace firmar certificados de pasantía en los que los empleados aseguran ser pasantes y que trabajan solo 4 horas, y si no lo firmas, te echan”, describió.

El miércoles luego de la protesta que los convocó, Valentina señaló: “Este tipo niega legalmente haber trabajado con nosotros y con cada paso que da se pisa más y más la cola. Evidenciando la realidad. Adjunto también la denuncia realizada por 4 empleadas (yo entre ellas) por violencia de género y laboral. Los invitamos a todos ustedes el miércoles 2 de octubre (hora a confirmar) a qué se acerquen a la zona del cabildo de Salta para una movilización. No vamos a hacer daño a nadie, esto no es contra el museo de arqueología solicitamos también que la directora nos pueda recibir en algún momento. Le invitamos a que también sea nuestra defensora. Peleamos por nuestros derechos. Invitamos a todos los que se quieran unir con nosotros para apoyarnos para acompañar en esta lucha y para aquellos que hayan trabajado aquí que salgan y hablen estamos para apoyarlos y escucharlos. Este es nuestro momento. Nos dijeron que no nos da la cabeza que se iba a encargar que no consigamos trabajo nunca más en Salta ni en gastronomía si protestábamos. Acá estamos. No nos callamos más”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here