Mientras el Ejecutivo salteño realiza interconsultas con Balcarce 50 y especialistas en recursos hídricos, con el fin de proveer de agua potable a la región norte, ni se percató que la respuesta parece ser mucho más sencilla. Desde el romerismo o alguna baldosa cercana, el senador nacional Sergio Leavy develó que la solución sería que el Estado provincial adquiera maquinaria y haga perforaciones en el suelo de esta región con el fin de brindar a los pobladores este fluido elemental.
De acuerdo a la opinión del legislador nacional “la única solución sería que el Estado provincial adquiera esos equipos” para realizar esta tarea y ponerlos “solamente a perforar pozos de agua”, le dijo este jueves, precisamente, a diario El Tribuno. El parlamentario que representa a Salta ante la cámara alta, señaló que esta “solución depende de una decisión política del Gobierno provincial y es perforar pozos”, dijo a partir de casos en los que empresas ganaderas hicieron este trabajo, llegando hasta 180 metros debajo del suelo y obtuvieron provisión hídrica de buena calidad.

De reaparición o reparación

Una propuesta como la efectuada por Leavy trajo remniscencias de dos mega programas, uno provincial, el otro nacional, que contenían justamente como asignaturas entre sus apartados la perforación de pozos para la provisión de agua potable al norte salteño. El primero fue el inolvidable Fondo de Reparación Histórica, lanzado en 2013 con financiamiento obtenido a nivel internacional con regalías hidrocarburíferas, por un monto de u$s 200 millones. Por supuesto, incluía obras para provisión hídrica y pozos para la región norte de Salta, los que el por entonces intendente de Tartagal, Sergio Leavy, no elevó su voz hacia el firmamento.
Libre de aquel deja vu, Leavy puntualizó que “en la actualidad el costo para la perforación de un pozo de 180 metros no supera el millón de pesos, pero ese costo rige para los privados”. Esta diferenciación, según indicó con un notable cálculo que denotó algún conocimiento de los manejos internos estatales, corre para casos en que contrata el Estado, en que “una empresa para hacer ese trabaja termina pagando 10 veces más”.
El ex alcalde tartagalino, hoy senador nacional, enumeró que “entre licitaciones, adjudicaciones y muchas veces la connivencia de los funcionarios, el costo se eleva tanto que la única solución sería que el Estado provincial adquiera esos equipos que se dediquen a esto, solamente a perforar pozos de agua”, postuló.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here