Salta, domingo 21 de abril de 2019
El tiempo - Tutiempo.net

Por fin se enfrentarán cara a cara. Los dos políticos más influyentes de la Argentina de los últimos años, Mauricio Macri y Cristina Kirchner, combatieron siempre a la distancia. Macri no estará en la boleta de Cambiemos de la provincia de Buenos Aires, pero su principal candidato, Esteban Bullrich, depende del Presidente para esperar una victoria.

Macri se comprometió a hacer personalmente la campaña bonaerense, que será sobre todo contra Cristina. Y Cristina no se detiene en Bullrich; su enemigo es y será Macri.

Jugarán a suerte y verdad su destino.

Macri necesita derrotar a Cristina para sentirse cabalmente presidente y para atraer a los inversores desconfiados de un regreso populista de la mano de la ex presidenta. Cristina precisa arruinar la presidencia de Macri para tener un futuro político (y, tal vez, la libertad ambulatoria) y para erigirse en la líder de una contracorriente latinoamericana capaz de dar vuelta la marea neoliberal. Una simple elección legislativa de mitad de mandato alcanzó, así, una categoría épica innecesaria.

Veremos en los próximos meses los contrastes más notables de la política. Cristina es fosforescente, buena oradora, capaz de ir con facilidad de la ironía al llanto. Una consumada actriz dramática que cultiva con frecuencia la falsedad o la ficción. Macri es un líder plano, que sólo ofrece una gestión más eficiente y honesta de los asuntos públicos, incapaz de despertar exaltaciones populares o fanatismos políticos. No tiene el don del orador, pero sabe que un discurso pacifista es la mejor receta del momento. Es el primer presidente en 70 años que no es peronista, ni radical ni militar. Una abogada setentista, en fin, frente a un ingeniero que descubrió la política en los comienzos de este siglo. Lo único que tienen en común es una monumental seguridad en sí mismos, en su porvenir y en sus ideas.

A ninguno de los dos se les puede negar una considerable dosis de audacia. Macri prefirió que Elisa Carrió compitiera en la Capital. Cualquier otro político medroso hubiera dejado a la carismática Carrió, que cuenta con buenas encuestas bonaerenses, que se hiciera cargo de la victoria o la derrota frente a Cristina. Macri eligió el camino inverso: colocó a Carrió en la Capital, para que se encargara del fastidioso Lousteau, y puso su propio cuerpo en el combate bonaerense contra Cristina. El triunfo o la derrota de Bullrich será el triunfo o la derrota de Macri. "Sólo se gana después de arriesgar", suele decir el Presidente.

Cristina nunca pasó inadvertida. De hecho, logró instalarse en el centro del escenario político aun después de que se supiera que su gobierno fue lo más parecido que existió a una cleptocracia. Llamó la atención ayer la actitud de Sergio Massa y de Florencio Randazzo, que giraron en su órbita durante todo el día. Es más llamativa la posición de Massa porque creó una coalición nueva con Margarita Stolbizer y supuestamente se había ido del peronismo. Sin embargo, equivocado otra vez (creyó que Cristina se presentaría para diputada nacional) esperó que ella jugara para después jugar él. Sigue pendiente de Cristina, como están pendientes demasiados dirigentes en el peronismo.

A Cristina le hubiera sido mucho más fácil una interna justicialista seguramente ganadora contra Florencio Randazzo, la unidad del peronismo y de sus intendentes alrededor de su candidatura y la consiguiente jibarización de Massa. Demasiado metódico y previsible para una política a la que le gusta sólo lo extraordinario. Decidió fracturar el justicialismo, dejar atrás todo vestigio de peronismo y lanzarse a la aventura personal de crear un partido a su imagen y semejanza. Segura de que los votos son de ella y no del partido peronista. Se dio el lujo de escribir una lista de candidatos a legisladores nacionales con personas casi todas nuevas (camporistas, desde ya), convencida de que necesita más leales que figurones. Daniel Scioli no creyó nunca en la evidencia de que Cristina jamás lo quiso. Ayer tuvo la prueba. Le ofreció sólo un deshonroso quinto lugar en la lista de candidatos a diputados nacionales, después, además, de que algunos dirigentes bonaerenses presionaran a Cristina por él. Así terminó quien fue el último candidato a presidente del PJ y del cristinismo. La política de Scioli de someterse a ella, para conseguir luego las glorias de la política, ya no funciona. A Randazzo fue al único que Cristina intentó seducir con un lugar importante en su lista. Se explica: sea cual fuere el número de votos que saque, se lo quitará a Cristina, no a Massa ni a Macri. "Nos dimos el lujo de decirle de nuevo que no a Cristina", se ufanaban anoche al lado de Randazzo.

La gran incógnita de la elección bonaerense es el papel que jugará Massa. ¿Existirá en realidad la polarización absoluta que están buscando Macri y Cristina? ¿O, acaso, Massa será un tercer y decisivo protagonista? ¿Cuántos votos se llevará Randazzo? ¿Terminará cumpliéndose el pronóstico que Randazzo le hizo a Cristina cuando le dijo que ella estaba llevando todo, otra vez, a "un desastre"? Las encuestas de ahora señalan que la polarización es improbable y que Massa (a quien Stolbizer le hace un invalorable aporte político y moral) tendrá una participación significativa en los comicios. Los descontentos de Macri preferirían votar por Massa antes que por Cristina. Muchos peronistas que son críticos del kirchnerismo elegirían siempre a Randazzo o a Massa antes que a Cristina. Fiel a sí misma, Cristina ha hecho muy poco por abrirse a electores nuevos. Se quedó con La Cámpora y con el núcleo duro de fanáticos por convicción o por conveniencia. A los intendentes que la siguieron los mandó a resolver sus problemas electorales dentro de sus municipios o con cargos provinciales. No pudieron ver ni tocar las listas de legisladores nacionales.

Macri también cometió errores. Dio por descontado que Facundo Manes, el neurocientífico más célebre de la Argentina actual, aceptaría cualquier lugar en cualquier lista. No fue así. ¿Por qué no recurrió a la vieja escuela política de seducir y convencer antes de consumar un hecho? ¿Por qué corrió el riesgo de recibir como respuesta un no? Si el no de Manes existía o había poco interés macrista en él, ¿por qué esperaron hasta las vísperas del cierre de listas para anunciarlo? ¿Por qué mancharon el final de un proceso prolijo de presentación de candidatos? No hay repuestas razonables.

Faltan cuatro meses para las elecciones de octubre. Nada está ganado ni perdido. Ninguna encuesta es segura. Hace poco, en Gran Bretaña, la primera ministra Theresa May sufrió en siete semanas el derrumbe de las encuestas y terminó perdiendo inútilmente el control del decisivo Parlamento de su país. Macri debería tomar nota de todos los fiascos electorales que sucedieron en el mundo. La economía arranca en los papeles, pero no en la sensación colectiva. Para peor, y como consecuencia del blanqueo, la liquidación anual de impuestos deberá pagarse este año en meses electorales. Pagar impuestos en un país con una presión impositiva nórdica provoca siempre mal humor.

Además, la inseguridad es un conflicto que ni Vidal ni Rodríguez Larreta lograron reducir hasta ahora. La tragedia que sucedió en Retiro con la muerte de dos motochorros fue un síntoma preocupante de la crisis descontrolada de la seguridad. La justicia por mano propia es siempre una grave regresión de la sociedad, pero hay que explorar las circunstancias. El robo ocurrió en una de las esquinas más transitadas y céntricas de la Capital, en Libertador y Cerrito. ¿Dónde estaba la policía? ¿Qué pasa en una ciudad abandonada a la luz del día o en las sombras de la noche por las fuerzas de seguridad? ¿Para qué Rodríguez Larreta quería las tropas de la Policía Federal?

Macri dirá que todo eso es herencia de Cristina. Tendrá razón, pero las malas herencias se reciben para cambiarlas o eliminarlas, no para perpetuarlas. La disputa entre ellos no es sólo electoral; también, política e ideológica. Se saldará, si se salda, cuando uno de los dos haya vencido.

Fuente: La Nación

Alfonso Prat-Gay busca acuerdos en Davos.Podría verse con Paul Singer, el rostro del fondo buitre que batalla con el país.

Una panorama terrible

"Son miles de millones de pesos de pérdida por las inundaciones", aseguró el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschit. Recalcó que la mayor preocupación "hoy por hoy es el impacto de las lluvias sobre la estructura productiva de la provincia".

Fuga de capitales: Primer semestre 2018 duplicó al mismo periodo del...

117,1% en el primer semestre respecto de igual período del año pasado, hasta alcanzar los 16.676 millones de dólares, según datos del Balance Cambiario de junio del Banco Central.

Marchan los camioneros de Moyano tras desvincularse de la CGT

La movilización se realiza hoy para pedir que destraben el embargo de 300 millones. Amparados en el 21F, los Moyano lanzarán...

Otra de las tantas promesas de Macri

Desde el Gobierno los macristas prometen ahora que van a “tratar de que el fútbol siga” siendo gratis. Los entretelones de la negociación entre los funcionarios nacionales y los dirigentes de los clubes.

Macri pedirá auxilio “financiero”al FMI

El mensaje del presidente duró poco más de dos minutos. Aunque no lo preciso se trataría de un financiamiento...

Tomá mate

En Buenos Aires, productores de Misiones regalarán treinta mil paquetes de yerba. Reclaman que se cumplan los precios acordados.

El 54% desaprueba gestión de Macri y la inflación entre las...

El 54% de los argentinos desaprueba la gestión de Mauricio Macri mientras que la inflación trepa al tope de...

Continúa la búsqueda

La Armada Argentina aseguró este domingo que se harán todos los esfuerzos por geolocalizar las siete llamadas satelitales fallidas hechas desde el submarino ARA "San Juan" y que no se descarta ninguna hipótesis sobre la desaparición con 44 tripulantes a bordo.

Hoy vencen $617.000 millones de Lebac

El Banco Central ya recompró cerca de $60.000 millones. Si bien la demanda no superaría el 60%, generaría una...

Que no salgan nunca más

29 perpetuas, otras 19 condenas y seis absoluciones en el tercer juicio por los crímenes de la ESMA. Hubo dos perpetuas para los comandantes que tripularon los aviones Skyvan.

Argentina y el FMI

Así cubre la prensa mundial el anuncio del presidente Mauricio Macri.

Esto al Servicio Secreto no le pasa

Mauricio Macri fue increpado por una mujer durante una visita a Córdoba. El presidente intentaba saludar a los presentes. Mirá el video.
Don`t copy text!