Durante la séptima jornada que se realiza por el femicidio de la señora Tita Gine declararon profesionales de la psicología y psiquiatría quienes realizaron informes de los imputados. Un psiquiatra y un psicólogo coincidieron en explicar que las lagunas mentales y amnesia se pueden producir como consecuencia del consumo prolongado de sustancias psicoactivas. Por Andrea Sztychmasjter

Durante la jornada de audiencia, profesionales de la psicología y la psiquiatría detallaron aspectos de los informes realizados sobre lxs imputadxs. Uno de los médicos del Poder judicial, Luis Vilar, definió que el principal imputado describió que el día del hecho dijo haber perdido la memoria. Al ser consultado por la fiscala Mónica Poma sobre sí esto resultaba verosímil, el profesional respondió que sí debido al policonsumo que el joven tenía; mezcla de psicofármacos, pasta base y alcohol.

El médico señaló además que cuando una persona presenta un cuadro de “palimpsesto” tal como especificó a la perdida de memoria que el joven podría haber tenido, lo único que sucede es una pérdida de la fijación de la memoria. Esta persona sin embargo puede realizar otras conductas adecuadamente, tales como conducir un vehículo o mantener una conversación.

“Pueden resultar verosímiles (lagunas de memoria) en relación a que él manifiesta que desde días previos estaba consumiendo alcohol, sustancias, psicofármacos, técnicamente parece viable que se produzcan fallas en cuanto a las memorias de fijación”, manifestó el profesional.

Los palimpsestos eran pergaminos utilizados en la antigua Grecia en donde se escribían y borraban los manuscritos para volver a reescribir otro. El profesional del Poder judicial salteño refirió a este concepto en relación a la ausencia de una fijación o registro de memoria respecto de ciertos hechos cuando se ha consumido fármacos con alcohol, algo que el imputado dijo haber atravesado. “Es posible que esa persona sostenga una conducta coherente pero luego hay una falta de fijación de la memoria, puede haber una ausencia del registro que se ha accionado, desde ese lugar resulta como posible y verosímil algún nivel de ausencia de recuerdo, por ese estado de intoxicación, en una situación de stress o alta carga emocional puede haber un desdibujamiento”, refirió.

Sobre el informe que el profesional le realizara a Morales, mencionó: “La única especial singularidad es que esta persona aducía amnesia en relación a los hechos que se le imputan. Una amnesia temporaria y circunscripta en relación a los hechos que se le imputan. No a las circunstancias previas de la cual parecía recordar”, manifestó el profesional.

Esta situación de amnesia y pérdida temporal de memoria fueron concepciones coincidentes con lo planteado por el Licenciado Carlos Morón, perito de parte de la defensa de Morales, describió que Morales dijo tener “Alteraciones en su memoria episódica producida por el consumo de estupefacientes. Deterioro en sus vínculos, en lo laboral y poco rendimiento académico y físico”.

“Él menciona que no recuerda el hecho que se investiga sino que además determinados episodios generalmente cuando se encontraba en momentos de intoxicación, existían varias lagunas”, señaló el profesional.

“Lo que se manifiesta es haber recordado hasta cierto momento del día (del crimen) antes del consumo. No recuerda con un determinado periodo hasta que empieza a recordar”, sostuvo el profesional.

La amnesia temporal sumado al alto nivel de policonsumo que el joven Agustín Morales poseía serán claves para determinar cuál será finalmente el argumento de su defensa sobre los hechos que pesan sobre él. Pues tal como lo manifestaran varios profesionales y la misma familia y amigos, Morales entró en el oscuro mundo de las drogas a muy temprana edad, casi cuando dejaba de ser un niño y continuó consumiendo prolongadamente durante años.

Aguirre y Detzel sin signos de mendacidad

Durante la séptima jornada de juicio, testificó Gabriela Moyano, médica psiquiátrica del Ministerio Público Fiscal encargada de analizar a Tania Aguirre: “La evalué este año, el año pasado faltó a las entrevistas realicé un informe pedido desde el Tribunal el 9 mayo de 2021”, mencionó la profesional.

La médica señaló que tomó datos socioambientales, patológicos, y a través de análisis psico semiológicos y psiquiátricos para ver las características de la personalidad. Describió que Aguirre “Se desempeña como ‘trabajadora” sexual, y señaló que consume sustancias pero no lo refiere como consumos problemáticos. Además refirió que posee “Discurso de tipo exculpatorio, sin signos de mendacidad”.

“Ella habló de lo que estaba haciendo en el domicilio de la calle Belgrano. El discurso es espontaneo y coherente. Exculpatorio, ella no se responsabiliza por lo que sucedió ahí, ella dijo que estuvo ahí haciendo su trabajo”, indicó la médica.

Respecto a un informe sobre Federico Deztel, el médico del poder judicial indicó que “lo más sobresaliente de él es el consumo de pasta base, sin antecedentes patológicos relevantes, personalidad bien conformada. No se detectan trastornos en el control de los impulsos. Una persona bien predispuesta, respuestas pertinentes y adecuadas, emocionalmente estable, correcto con lenguaje apropiado”.

Sobre Tania Aguirre 29 años, el profesional mencionó que posee “atención y memorias conservadas, en relación a los hechos que se le imputaban fue muy franca en sus manifestaciones”.

Consumos problemáticos

La doctora Moyano Mtambién realizó un informe del imputado Agustín Morales el 24 de julio 2020  cuando tenía 21 años, según  mencionó hacía dos semanas se encontraba viviendo en el departamento de su abuela porque refirió era útil por la cercanía para comprar sustancias psicoactivas.

Al ser consultada por la defensa de Morales la médica señaló que solo lo entrevistó una sola vez y la entrevista duró alrededor de una hora. ¿Como pudo determinar que no tenía deterioro cognitivo? “su discurso fue coherente”, señaló la profesional del Ministerio Público.

La profesional señaló que respecto a las sustancias que consumía éste refrió que se trataba de cocaína, marihuana, pasta base: “Llegó a consumir 30 bolsas de manera compulsiva en un día, con alcohol, y psicofármacos”.

Sobre los efectos del paco la psiquiatra detalló que “Una bolsa alcanza para dos secas y el efecto dura dos minutos”. Al consultarle sobre los hechos mencionó que el joven relató “’Estoy por supuesto homicidio de mi abuela’. Tenía una actitud vigil y reticente, eubúlico, sin ideación tanática, con discurso evasivo de tipo exculpatorio y carente de responsabilidad”, dijo la médica.

La profesional indicó que el imputado tiene “Indicadores de ocultamiento y mendacidad. Modo de hablar con total desparpajo, discurso confuso, inconsistente”.

También detalló que “No se observan alteraciones en la memoria. Anestesia emocional no se observa capacidad empática ni registro del otro. Presenta impulsividad manifiesta. Perfil psicopático, no presente psicosis. No posee capacidad para comprender los deseos y necesidades de los demás. Déficit en la impulsividad con el otro”.

Agregó que el joven posee “Discurso evasivo, oculta, miente, responsabiliza a terceros. No hay remordimiento ni culpas, no tiene capacidad empática, no tiene registro del otro. Se vinculan parasitariamente para obtener lo que ellos quieren”.

La profesional retrató que el muchacho “Si contó la discusión que tuvieron antes con la abuela”. Respecto al análisis de la memoria, la médica detalló que realizó informes sobre las tipologías. Sobre la memoria semántica, la profesional definió que ésta se refiere a significados y conocimientos generales, en donde no intervienen experiencias concretas que se aprenden a lo largo de la vida; la memoria espacial encargada de registrar información sobre nuestro entorno y la memoria episódica se refiere a recuerdos de momentos, detalles sobre nuestra vida y que se evocan de forma nítida, esta es la más vulnerable del deterioro neurológico: “En el señor Morales no se evidencia. Memoria procedimental es la que participa de actividades motoras, tampoco está alterada”, describió.

La médica realizó una hipótesis respecto al día del hecho, cuando las cámaras de seguridad lo toman a Morales salir con la camioneta de su abuela “Con el nivel de consumo que dice que tenía no habría podido manejar, porque es un procedimiento complejo. No podría haber hecho ese tipo de acción”, mencionó.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here