La deuda de u$s250 millones que vence mañana se pagará con fondos provinciales, por lo que no caerá en default. 

En medio de las negociaciones que el presidente Alberto Fernández lleva adelante con líderes europeos para renegociar la deuda con el FMI, la provincia de Buenos Aires anunció el pago de u$s250 millones a bonistas con recursos de la provincia. Representan el 50% de los acreedores que no llegaron a un acuerdo con el gobierno.

La provincia necesitaba conseguir el 75% de consenso de los acreedores para postergar hasta mayo el pago de  u$s250 millones del vencimiento de uno de sus bonos, pero no alcanzó ese umbral de aceptación.

“Necesitamos iniciar ya una reestructuración porque de la deuda que se tomó en los últimos 4 años el 94% de los vencimientos son este año”, dijo Kicillof. Ante la negativa de un fondo con capacidad de bloquear no se mostró predispuesto a acordar, tomamos medidas para afrontar la deuda porque “el objetivo principal siempre fue no caer en default”, explicó.

Antes de anunciar el pago y el inicio del proceso de reestructuración, el gobernador criticó a la gestión anterior. Entre otros argumentos, citó al ex presidente Marucio Macri, más presidente cuando el ex mandatario contó “yo les decía a mis funcionarios, ‘cuidado, nos vamos a ir a la mierda’ y ellos me decían, ‘tranquilo»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here