La Legislatura aprobó extender el endeudamiento $1.500 millones.

El gobernador Gustavo Sáenz quedó autorizado a suscribir un convenio con el Gobierno nacional para acceder a un nuevo préstamo por 1.500 millones de pesos. En julio la legislatura ya había avalado otro endeudamiento por 2.100 millones de pesos.

La guita no es para grandes obras ni para el despilfarro, sino para mantener el barco a flote: sostener el normal funcionamiento de las finanzas de la provincia y alivianar la carga de la deuda que se heredó de la gestión anterior.

Parte de los fondos se destinarán para fortalecer el sistema sanitario, asistir a los municipios y cubrir desequilibrios financieros de los distintos sectores económicos que tratan de superar el impacto que les ocasionó la pandemia de la COVID-19.

La tasa de interés será del 0,10% nominal anual y la Provincia no podrá emitir títulos públicos de circulación como cuasi moneda. Si incumple este compromiso, se cancelará el programa de asistencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here