Aunque 96 vehículos fueron inscriptos para trasladar a los niños a sus escuelas por las calles de la ciudad, sólo 44 completaron el trámite de habilitación. El secretario de Movilidad Ciudadana pidió a los padres que controlen si el transporte que contrataron cuenta con certificación.

De los 96 transportes escolares inscriptos en la Municipalidad de Salta para trasladar a los chicos por las calles de la ciudad hasta los establecimientos esoclares, sólo 44 finalizaron con la documentación habilitante.

La información fue dada a conocer por el área de Prensa de la comuna y convocó a los 52 propietarios restantes a completar la habilitación, trámite que debían realizar hasta el 28 de febrero.

El secretario de Movilidad Ciudadana, Gilberto Pereyra advirtió que “año tras año les pedimos a los padres que contratan estos servicios especiales verificar las condiciones técnicas de los transportes, contar con cinturones de seguridad individuales en cada butaca y que se respeten todas las medidas sanitarias en vigencia”.

El llamado de Pereyra a los padres no es menor ya que, cuando su área otorga la habilitación a un vehículo, revisan que a la unidad le funcionen bien los frenos, que tengan cinturón de seguridad y la idoneidad de los conductores y celadores para responsabilizarse de los niños.

Por otra parte, el transporte debe cumplir con la Ley Nacional de Tránsito N° 24.449. En las calles de la ciudad, el límite de velocidad es de 40 km/h y en las avenidas, de 60 km/h. El ingreso a las bocacalles no debe superar los 30 km/h y, al cruzar un paso a nivel, se debe ir a 20 km/h. En las autopistas de la ciudad -como la Circunvalación Oeste- deben circular a 110 km/h, salvo que una señal vertical indique lo contrario.