La romerista Soledad Gramajo fue escrachada hasta por medios nacionales.

El video llegó a medios nacionales: en él se ve a la concejal electa Soledad Gramajo, sentada sobre un hombre, en al asiento del conductor de un auto. Y luego intenta manejar. Está claro que hay alcohol de por medio.

La edil que no tuvo problemas en atiborrar gente en lugares cerrados en plena pandemia, la mujer que no renunció a su cargo en la muni mientras hacía campaña, tampoco tuvo ningún problema en estar al volante, pese a que no estaba en condiciones de manejar. Cero respeto por la vida de los salteños.

En teoría debería renunciar. Inhabilitación moral.

Lo malo es que, de quedar afuera Gramajo, quien le sigue en la lista de concejales es Aroldo Tonini. El debate que se abre es tremendo porque muchos plantean que Gramajo, aún después de bajarse cinco tetras de Animaná tendría más lucidez y trabajaría más que un Tonini sobrio y en su mejor momento.

Pero, claro está que hasta un peluche de Pepa Pig sería mejor concejal que Tonini.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here