Al igual que en Buenos Aires, la sombra del PRO cayó sobre la UCR en Salta. Nadie lo confirma, nadie lo niega pero el senador radical Miguel Nanni y Juan Collado se deben un café. (G.T.)

La confusión expresada en la última reunión de las autoridades nacionales de la UCR tiene su correlato, como no podía ser de otra manera, en Salta. Los popes radicales se reunieron el lunes y en un ambiguo documento informaron la decisión de “ratificar la construcción del Frente Amplio UNEN” cosa que cierra las puertas a un eventual acuerdo con Mauricio Macri y, también, “plantear a todas las fuerzas de oposición que compitan con la Unión Cívica Radical un acuerdo de gobernabilidad que incluya un compromiso programático parlamentario” lo que abre las puertas a un acuerdo con el PRO.

 Escándalo de por medio, lo primero fue tomado por Elisa Carrió como una falta de ambición de poder y una estrategia funcional a la continuidad del kirchnerismo en 2015 y provocó un verdadero revuelo mediático, y en las filas de la oposición no peronista. Para otros dirigentes más cerebrales como Julio Cobos, Hermes Binner, o Humberto Tumini fue un alivio que, por ahora, les evita explicar un giro conservador en sus carreras políticas.

Amén de las diatribas nacionales, en Salta el armado radical no es mucho más claro. El flamante titular del comité provincia, Miguel Nanni, fue tan zigzagueante como sus referentes en Buenos Aires. Repitió, una y mil veces, que “el partido no será furgón de cola de nadie” y que la idea es constituir en la provincia un “espacio no peronista, encabezado por la UCR”.

Enérgico, el cafayateño se mostró optimista en poder lograr “un verdadero resurgimiento de la identidad partidaria” pero, inmediatamente, reconoció la necesidad de constituir un frente de cara a las elecciones del año próximo. Para ello ya encabezó reuniones con los líderes del Partido Socialista y de la Coalición Cívica y avanza en el acercamiento con Libres del Sur. Si bien negó que sus movimientos vayan a continuar con el PRO afirmó que “tenemos que vertebrar un espacio lo más amplio posible para presentar una alternativa al peronismo”. Esas palabras, también, abren una puerta a la posibilidad de competir con otras fuerzas como el macrismo en las elecciones primarias. Agigantando las suspicacias, Nanni aseguró que es “amigo de la vida” del candidato macrista Juan Collado.

“Todo eso del PRO, descartalo. Salimos con la Coalición y los socialistas”, contó a Cuarto Poder un operador radical. Del otro lado, fuentes cercanas a Collado prefirieron no confirmar ni descartar ninguna alternativa electoral. Piensan que el cuarto punto, de un documento de 5, firmado por los jerarcas radicales los habilita a negociar. “Las provincias podrán realizar los acuerdos necesarios para apoyar a las candidaturas radicales a las gobernaciones, al Congreso de la Nación y a las intendencias”, postula, en efecto, el documento escrito para justificar, por ejemplo, los acercamientos con el Frente Renovador de Sergio Massa en Jujuy y Tucumán.

La misma idea que en el PRO tienen en Libres del Sur que ahora deberá, sin embargo, consensuar que hacer con la ya lanzada candidatura a intendente de Carlos Morello. “Salimos con la Coalición y el PS, nadie más”, aseveró el operador radical pero eso, por ahora, no está totalmente cerrado.

El armado de un único gran espacio opositor a las distintas versiones peronistas como pide Carrió o la conformación de una alianza más o menos homogénea y con fuerzas afines como pide la mayoría de los radicales es el interrogante que la oposición debate por estas horas en Buenos Aires. Mientras, en Salta, con menos ruido -y también con menos esperanzas de triunfo- se discute algo parecido aunque más cerca de un acuerdo que deberá trabajarse y rubricarse en las próximas semanas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here