Cinco trabajadores del hospital veterinario municipal reclaman por su restitución tras haber quedado en la calle sin justa causa. Desde la semana pasada se encuentran apostados en el ingreso de la institución en Lavalle al 400.

 

Con banderas y pancartas, los trabajadores despedidos del hospital de mascotas de la ciudad reclaman por la recuperación de sus fuentes laborales. A fines de febrero, los cinco empleados fueron notificados de sus despidos, aunque más tarde la intendenta Bettina Romero les prometió que continuarían en sus puestos.

En la mañana de hoy le consultaron a la intendenta sobre el reclamo y dio a entender que no habrá una solución pronta.

«Lamentablemente, mucha gente quiere trabajar en el estado. Dicen: ‘quiero un contrato, yo tenía un contrato y ahora quiero seguir’. Los gobiernos no pueden funcionar de esa forma. Salta es una provincia con más desempleo en el país», sostuvo Romero.

Y añadió «Sería ilusionar a mucha gente hacerles creer que un gobierno municipal o provincial puede resolver eso. No tenemos la capacidad de contratar, porque todos los meses son miles de familias con gran preocupación».

En paralelo, el proteccionista Lucas Iñigo informó en la mañana de hoy que el municipio ordenó el desalojo de Fundación GERA, un grupo de rescatistas voluntarios de animales. De concretarse, unos 20 bomberos y 23 aspirantes, quedarían sin poder prestar el servicio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here