El conflicto docente sigue sin resolución. El paro por tiempo indeterminado continúa y al menos 1 de cada 4 maestros salteños sigue sin ir a las aulas. El gobierno, desconcertado, apuesta al desgaste de la protesta, a las internas entre los huelguistas y si no hay acuerdo, a descontar los días no trabajados. (Gonzalo Teruel)

Sin llegar a buen puerto esta semana se repitieron las multitudinarias marchas de protesta y los intentos gubernamentales por terminar con la protesta. El martes los ministros de Educación y de Economía, Roberto Dib Ashur y Carlos Parodi, recibieron a los más de 30 delegados de la Asamblea y al día siguiente mejoraron la oferta impuesta por decreto: ofreció sumar un 6% al 30% -25% de diciembre, 5% de la semana pasada- decretado para toda la administración pública por Juan Manuel Urtubey hace 10 días. Los maestros lo rechazaron en una nutrida asamblea porque, según dijeron, no modifica el sueldo básico sino el sueldo de bolsillo.

“Pedimos queso y nos dan hueso”, explicó recordando la vieja y cruel canción infantil una maestra que acampa desde hace semanas en la Plaza 9 de Julio. Consideró que el nuevo ofrecimiento gubernamental no responde a los pedidos de la Asamblea. Por el contrario, desde Educación dijeron no entender el rechazo. “Hicimos una nueva y superadora oferta: mejoramos y mucho el sueldo del docente que recién se inicia y atendimos otros reclamos como la zona inhóspita y los recursos de la copa de leche”, aseguró el secretario de Gestión Administrativa de Educación, Alejandro Gaudelli. En un sentido parecido se expresó el ministro Dib Ashur y denunció que “a algunos no les interesa llegar a un arreglo”. Se refería, y lo explicitó, al Partido Obrero.

La -hasta ahora última- propuesta oficial establece que los maestros que recién se inician cobrarán en julio, un sueldo de bolsillo de $5 mil. “Se contempla además la situación de los docentes que enseñan en zonas inhóspitas y en las zonas denominadas muy desfavorables con una vinculación porcentual al sueldo básico”, aseguró el ministro. Dib Ashur prometió que, además, se continuará “con el proceso para la titularización de 31 mil horas cátedras y con el fortalecimiento de otros aspectos de la carrera docente con propuestas de formación gratuitas y con puntajes” y que se iniciará el pase a planta permanente de 2.800 ordenanzas incluidos en un acuerdo con el ministerio de Trabajo de la Nación. Por su parte, Parodi recordó que desde 2011 está vigente “el blanqueo de ítems no remunerativos 2 años antes de cumplir con las condiciones para la jubilación”.

En el gobierno no entienden el rechazo y entonces, sin encontrar alternativas, apuestan al desgaste de la protesta. Creen que tienen un as en la manga: la liquidación de haberes que debe hacerse la próxima semana. Si no hay acuerdo, se descuentan los días no trabajados. En la Asamblea hay posturas divergentes: están los que querían -y quieren- aceptar el ofrecimiento del miércoles porque “le arrancamos más de 10% de aumento al gobierno” y están los que creen que es el momento de intensificar aún más el conflicto porque “el gobierno mostró su debilidad”. “Hay que ir por la victoria definitiva de la huelga docente”, confirmó en ese sentido Cristina Foffani, dirigente de Tribuna Docente y del PO.

El delegado por Orán en la Asamblea, Samuel Huerga, sostuvo que “necesitamos un incremento al básico, que actualmente está por debajo de los $1.800, porque si sube el básico también suben el aguinaldo, el porcentaje por zona, el valor de la hora cátedra y el pago por antigüedad”. “Con eso se soluciona mucho pero eso es justo lo que no quiere otorgar el gobierno”, agregó. Cecilia Gómez de Alternativa Docente, en tanto, profundizó el listado de pedidos y señaló que “necesitamos que se pague el sueldo docente por cargo y no por agente, ya que el maestro que tiene dos cargos cobra un sueldo y medio, cuando debería cobrar dos”. Además, los maestros y profesores piden que se baje de 66 a 36 la carga de horas cátedra como ocurre en las otras provincias del país. “En Salta un docente con 66 horas cobra lo mismo que un docente en Tucumán con 36 horas”, denuncian.

Sin vueltas, Víctor Gamboa de SITEPSA resumió el problema. “El problema es el sueldo básico que es el más viejo y desactualizado del NOA”, dijo y confirmo el paro por tiempo indeterminado a la espera de una nueva oferta. En las últimas 2 semanas, el gobierno mejoró 2 veces su propuesta salarial para los maestros que otras 2 veces lo rechazaron. Así las cosas, el problema todavía irresuelto no parece ser -sólo- económico sino, sobre todo, político.

El único vivo del naufragio

Con distintos argumentos y estrategias los ministros Dib Ashur, Parodi, Eduardo Costello y Eduardo Sylvester aparecieron y oportunamente desaparecieron de la escena sin conseguir resolver el problema docente. Primero dijeron no tener plata, ningunearon a los revoltosos de guardapolvo y amenazaron con sancionarlos para después recibirlos y legitimarlos con distintos ofrecimientos que les fueron rechazados. El gobernador Urtubey está solo. Con cerca de 50 funcionarios, entre ministros y secretarios, no encuentra uno que le resuelva el problema docente que amenaza con extenderse a los otros ámbitos del empleo público y que ya tuvo un paro de ATE, APSADES y otros gremios este viernes.

Un poema del rosarino Jorge Fandermole define el presente de Urtubey. Está solo “como el que desentraña algún presagio, como el único vivo del naufragio, como todo el que pierde la razón”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here