El senador nacional JC Romero que busca renovar una vez más su banca recordó que los 10 legisladores nacionales por Salta votaron a favor de seguir perpetuando los abortos clandestinos. “No es que me haga propaganda a mí mismo, pero ninguno puede decir que es más celeste que otro”, dijo.

“Hay gente que ni se acuerda como votamos. Salta es celeste, la gran mayoría es celeste”, dijo en declaraciones mediáticas el actual senador nacional y exgobernador de la provincia Juan Carlos Romero, quien además busca por tercera vez renovar su banca.

Romero al igual que los restantes diputados y senadores nacionales por Salta votaron en contra del proyecto sobre Interrupción Voluntaria del Embarazo que el año pasado se abordó en el Congreso. En aquella oportunidad para avalar su voto Romero deslizó que en Salta la mayoría es “celeste” y por tanto su voto iba a ser congruente con lo que a su parecer pensaba la mayoría de lxs salteñxs, cuestión que por consiguiente le daría más votos.

Nada dijo Romero sobre el ámbito de la salud, principal componente que aborda el proyecto sobre legalización y  despenalización del aborto en nuestro país. Apenas unos días antes adelantó su voto negativo desde New York a través de su cuenta de Twitter.

Ahora recordó que todxs lxs representantes salteñxs en el Congreso votaron en contra de ese proyecto y agregó que quien se «quiera hacer más celeste que otro» «Está haciendo demagogia o populismo». «El kirchnerismo sí votó a favor del aborto y es posible que el año próximo lo vuelva a poner y yo no tengo porque cambiar mi posición» retrucó el legislador.

Escueta intervención
En pleno debate el año pasado, de los tres senadores por Salta, la intervención del exgobernador de la provincia, Juan Carlos Romero, fue la más corta de todas. En poco más de 6 minutos —cuando el resto de las alocuciones promediaba los 15 o 20— el senador replicó lo escribió en los acotados caracteres a través de su cuenta de Twitter.

Romero habló de sus “convicciones” basadas en sus creencias religiosas y aseguró que siguió un “mandato” de los salteños que están en contra de esta ley. “Los abortos clandestinos van a continuar”, recalcó sin que le temblara la voz, aunque entrecortadamente señaló que espera que este tema “madure en la sociedad”. “Tenemos leyes que no se cumplen”, manifestó en referencia a la Educación Sexual Integral y tratando de excusarse de su voto negativo, agregó que debe haber un nuevo Código Penal, que contemple los abortos no punibles.

Al finalizar señaló que la mujer no puede ser criminalizada y debe ser respetada, votando en contra de una ley que justamente venía a hacer lo que el legislador criticaba, dejando expuesto que las contradicciones están a la orden del día.

Leer más: Después del Senado: Ahora votamos nosotrxs

El año pasado Andrea Gamarnik, prestigiosa científica por sus investigaciones sobre zika y dengue, pidió al legislador salteño que reconsidere su decisión de votar a favor de seguir perpetuando los abortos clandestinos. Andrea, directora del Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Buenos Aires, directora del laboratorio de Virología Molecular del Instituto Leloir e investigadora del Conicet, escribió una carta pública a Romero y le pidió que reconsiderara su decisión.

«En vista a la cercanía de la votación de la ley sobre la legalización del aborto y habiendo conocido su posible voto en rechazo a la misma, me atrevo a escribirle estas líneas como argentina y como científica reconocida internacionalmente por mis investigaciones sobre el virus del dengue y Zika, temas por demás importantes para su Provincia, como me han manifestado autoridades de la misma en diversas oportunidades. Mi intención es pedirle respetuosamente que reconsidere su decisión.

El virus del dengue pertenece a un grupo de unos 50 virus trasmitidos por mosquitos, muchos de ellos emergentes, como es el virus de Zika. El continente americano ha sufrido el azote del Zika entre los años 2015 y 2017, ocasionando un panorama aterrador para los sistemas de salud debido a que no contábamos con información sobre este virus y nos enfrentábamos a millones de personas infectadas. La comunidad científica internacional trabajó incesantemente y, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud declaró la emergencia sanitaria mundial, la epidemia logró controlarse en el continente en el 2017. Usted se preguntará por qué le cuento esto y qué tiene que ver con la despenalización del aborto.

El Zika es transmitido por vía sexual y causa trastornos neurológicos enormes, incluyendo microcefalia en recién nacidos y otras consecuencias desgarradoras. En América Latina las infecciones por Zika se extendieron en forma explosiva y muchas mujeres infectadas, con embarazos no deseados, se vieron obligadas a continuar con los mismos por la falta de un sistema legal que las pueda proteger ante estas circunstancias. Asimismo, las complicaciones asociadas a los abortos realizados en forma clandestina, aumentaron exponencialmente a raíz del Zika. Esta epidemia puso en evidencia la necesidad urgente de una ley que proteja a quien lo necesita y que brinde la oportunidad a las mujeres a decidir. La provincia de Salta es una de las provincias argentinas más expuesta a estos virus, esto es principalmente por la gran circulación del mosquito Aedes Aegypti. Dicha situación compromete seriamente la vida de muchos salteños.

Todos estamos trabajando en pro de la vida. Usted, desde el puesto político que ocupa, y yo desde mi laboratorio, donde todos los días buscamos la forma de combatir al virus del dengue y de Zika. Al respecto, recientemente logramos desarrollar el primer prototipo de vacuna para el virus de Zika a partir de herramientas elaboradas en nuestro país. Ojalá pueda usarse para salvar muchas vidas. Usted tiene en sus manos la posibilidad de hacer historia en nuestro país, tiene la oportunidad de ofrecer derechos a los que menos tienen. Ojalá no la pierda».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here