Fue el propio gobernador Gustavo Sáenz quien dio la noticia. Una niña de 14 años embarazada tuvo un parto de riesgo luego de ser  trasladada por un camión del Ejército.

Una niña de 14 años debería estar jugando o estudiando, no pariendo. Las estadísticas provinciales sobre embarazos en menores no han disminuido pese a la implementación de programas nacionales. Las comunidades indígenas del norte profundo ni siquiera aparecen en esas estadísticas puesto que no hay intervención estatal ni tampoco llega Educación sexual.

El año pasado el gobierno provincial decidió no adherir a la actualización del protocolo nacional sobre abortos no punibles, mientras Salta sigue siendo una de las provincias con mayores casos de niñas embarazadas a nivel nacional.

El fin de semana el gobernador Gustavo Sáenz dio a conocer a través de sus redes sociales que una niña de 14 años dio a luz en una situación extrema.  (dio hasta el NOMBRE de la menor). Según el relato del mandatario desde el hospital de Alto la Sierra se solicitó con urgencia la derivación de una niña con embarazo de riesgo con signos de preeclampsia al hospital de Santa Victoria Este.

 

“Las ambulancias no podían realizar el traslado por el estado de las calles y las rutas. Finalmente un camión del Ejército la trasladó con el doctor Guayamuya” contó Sáenz. “Hace unas horas fue mamá de un bebé hermoso. GRACIAS al Ejército Argentino por su gran compromiso, a los médicos y enfermeros, y a DIOS por sobre todas las cosas !!!”, escribió el gobernador, quien además compartió un video en el que se ve cómo la niña fue trasladada en la parte de atrás de un camión del ejército, con suero.

Las respuestas a la información difundida por Sáenz no se hicieron esperar. Feministas de todos los colores partidarios criticaron que el gobernador haya “festejado” el embarazo de tan solo una niña. Teniendo en cuenta que la mayoría de los embarazos a esta edad son producto de abuso sexual y, como se sabe, muchos de estos tienen que ver con el ámbito intrafamiliar o del entorno cercano de la niña o la adolescente, se preguntaron ¿Quién embarazó a esa niña y si se estaba investigando el posible abuso sexual? No hubo respuestas oficiales.

Pamela Ares, (señalada por “ñoqui” antes de ser funcionaria nacional) referente del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, escribió: “Sr Gobernador de #Salta @GustavoSaenzOK respeto su credo, también agradezco al @Ejercito_Arg comprometido en el medio de una emergencia. Pero las niñas madres son producto de violaciones que evidencian la falta de ESI y dispositivos del Estado en prevención y sanción”.

El secretario de Protección Ciudadana y Relaciones con la Comunidad, Adrián Zigarán fue uno de los primeros en responderle a Ares y defender la información compartida por Saénz: “Entiendo que celebró que no se muera camino al hospital”, escribió, en tanto, la funcionaria nacional pidió que se trate con seriedad el tema. “Tratar seriamente el tema sería no usar un cargo público como plataforma de lanzamiento a tu diputación nacional en el 2021?” le cuestionó Zigarán. Otros respuestas se preguntaron qué había hecho Ares cuando fue directora del Observatorio de Violencia contra las mujeres y además le recordaron que cuando su “esposo”  era Sec. De Prensa de Urtubey no nos enterábamos de nada.

Desde la izquierda señalaron de  “Medieval” que  Sáenz le agradezca a dios y al ejército el parto de una niña de 14 años. La referenta del PO, Gabriela Cerrano, describió: “El caldo de cultivo de esta epidemia social es el Estado y sus gobiernos. Es una suerte de naturalización del derecho de pernada, recurso cotidiano de los sectores acomodados de la provincia. Y la completa complicidad con el sometimiento sexual cotidiano de niños y niñas por parte de autoridades eclesiásticas a las que ni el Estado Argentino ni el Vaticano condenan. El caso Zancheta es un ejemplo de eso. Y muchos otros se hicieron conocidos en la provincia”, y recordó los no pocos casos de niñas salteñas obligadas a parir, embarazadas productos de violaciones reiteradas.

A nivel nacional la periodista k Florencia Alcaraz, escribió:  “190 niñas de entre 10 y 14 años parieron en 2016 en Salta. Es decir: una cada dos días. El riesgo de muerte para las niñas gestantes menores de 15 años es el doble que en las adultas. Un horror el gobernador reivindicando la tortura a la que son sometidas. #NiñasNoMadres https://twitter.com/GustavoSaenzOK/status/1231277278262419463 …

 

En tanto, otros repudios vinieron a cuenta de recordar los años que viene gobernando el peronismo en nuestra provincia. Años y años de peronismo, años y años de desprotección y olvido, años y años de intromisión cristiana en las comunidades y en la educación.

¿Qué pasa con la Educación Sexual Integral en las comunidades indígenas?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here