Año 2016. La entonces ministra de Derechos Humanos y Justicia, Pamela Calletti junto al Secretario de Derechos Humanos Federico Uldry Fuentes, recorría la obra de construcción de un nuevo Hogar de Protección Temporal a Mujeres en Situación de Violencia, ubicado en nuestra ciudad.

La construcción de hogares para víctimas de violencia de género fue una de las prioridades planteadas por el Gobierno de Macri en su plan hasta 2019, pero hay pocos avances. En Salta, se viene construyendo uno desde 2015.

El informe realizado por Olivia Sohr y Martín Slipczuk señala que pese a que la construcción de hogares fue una de las prioridades planteadas por el Gobierno nacional en su plan hasta 2019,  hubo muy pocos avances concretos: se terminaron algunos, varios de los cuales venían de la gestión anterior, y sólo hay tres nuevos planificados.

En términos generales, de los 36 refugios para mujeres víctimas de violencia de género que estaba previsto que se realicen a nivel nacional, solo 9 se concretaron.

Según el informe, hoy en el país la Red Nacional de Hogares de Protección Integral cuenta con 89 refugios. Pero la situación varía mucho entre provincias: según información oficial de fines de 2017 en algunas directamente no hay refugios, como Formosa, Misiones, Tierra del Fuego, Tucumán y Santiago del Estero -donde está prevista la inauguración de un hogar en los próximos meses-.

En Salta

Desde el sector de Prensa del área de Género confirmaron que la obra de la construcción de un refugio viene desde antes de 2015 con fondos de Nación y que, si bien recibieron nuevos fondos bajo esta gestión, la construcción aún no está terminada.

En 2016, la entonces ministra de Derechos Humanos y Justicia, Pamela Calletti, junto al Secretario de Derechos Humanos, Federico Uldry Fuentes, recorrían la obra de construcción de un nuevo Hogar de Protección Temporal a Mujeres en Situación de Violencia, ubicado en Salta capital. En ese entonces afirmaban que  la obra presentaba un avance de un 70% y que este refugio sería el cuarto en la Provincia; que se sumaría al que ya funciona en Capital, al inaugurado en Orán y al de Tartagal. Estos últimos manejados por la iglesia católica.

En mayo de este año, Cuarto Poder sobre el cierre del refugio que se encuentra en Orán administrado por la diócesis. Luego de las denuncias públicas y de un pedido de informe sobre el cierre del Refugio para Mujeres Víctimas de Violencia, que había efectuado la Presidencia del Concejo de esa ciudad, el intendente Lara Gross decidió volver a abrirlo.