Se presenta como un intelectual antifeminista conservador liberal de derecha. Estará en Salta invitado por grupos cristianos dando una charla contra “la ideología de género”. Se manifestó en contra de Tiziana, la niña trans salteña y señaló que su madre “es una militante del lobby LGBT”.

Viaja por todo el mundo dando charlas en contra de derechos ya conquistados como la ley de identidad de género y de matrimonio igualitario. Se empecina en batallar con un discurso sofisticado, intelectual y académico contra el movimiento feminista. Ello lo llevó a discutir mediáticamente con muchas feministas famosas.

Agustín Laje ostenta un amplio curriculum: es un politólogo, periodista y escritor argentino. Nació el 16 de enero de 1989 en Córdoba . Lleva publicados cinco libros, y ha participado en medios de comunicación tales como La Prensa, Infobae, La Voz del Interior, Perfil, la revista FORBES, entre otros. Además, es Fundador y Director de la Fundación Centro de Estudios LIBRE, una organización no gubernamental de ideología liberal-conservadora “que busca promover el respeto por la libertad individual, la propiedad privada y el republicanismo”.

Ha brindado conferencias en las principales ciudades de América Latina y Estados Unidos, sobre temas históricos, políticos y filosóficos. Recibió el premio de “Joven Sobresaliente de Córdoba” en 2016. Inicialmente, sus temas estuvieron enfocados en la revisión histórica de los años ’70. Mientras empezaba su carrera de Ingeniería en Sistemas en el Instituto Universitario Aeronáutico, escribió su primer libro, Los mitos setentistas – Mentiras fundamentales sobre la década del 70 (2011). Laje argumentaba que durante este período existió una guerra entre los aparatos de seguridad y defensa del Estado argentino contra organizaciones guerrilleras, además de negar la existencia de 30.000 desaparecidos. El libro fue aclamado por sectores castrenses y de derecha. A raíz de esta publicación, Agustín Laje recibió una beca para estudiar contraterrorismo en el Center of Hemispheric Defense Studies de la National Defense University (Washington DC).

En su regreso a Argentina en 2011, dejó la carrera de Ingeniería en Sistemas y comenzó sus estudios en Licenciatura en Ciencia Política en la Universidad Católica de Córdoba. A fines de ese año, se publica en Lima Plumas Democráticas, el cual tuvo a Agustín Laje como co-autor con su ensayo “Los mitos del castrismo”.

En el año 2013, Agustín Laje publicó junto a Nicolás Márquez “Cuando el relato es una farsa – La respuesta a la mentira kirchnerista”. En palabra de ambos autores, este trabajo hace “críticas de fondo, críticas ideológicas” al kirchnerismo. Se miraba al kirchnerismo, pues, desde la óptica de la derecha liberal. Esta publicación generó el repudio de grupos de izquierda, que incluso boicotearon la presentación del libro en Bahía Blanca.

En 2015, el Centro de Estudios LIBRE publica su primer libro, Liberando: Ensayos sobre libertad y república, donde Agustín Laje participa con su ensayo de teoría política “Limitar la democracia para salvar la democracia”.

En 2016 volvió a generar polémica publicando, nuevamente junto a Nicolás Márquez, El libro negro de la Nueva Izquierda – Ideología de género o subversión cultural, el cual se ubicó como best-seller internacional en Amazon en las categorías “Política”, “Ciencia Política”, y “Política en Español”. En esta obra, los autores afirman la existencia de un “neomarxismo” y atacan a autores posmarxistas como Ernesto Laclau. La tesis principal del libro es que existe una nueva izquierda que ha dejado atrás la lucha de clases para generar una “lucha de géneros”. Laje y Márquez dedican 300 páginas a efectuar severas críticas contra el feminismo y lo que llaman “homosexualismo ideológico”.

La polémica más dura que generó Laje con este libro fue afirmar que cierto feminismo estaba apoyando la causa pedófila. Sobre tal cuestión lo entrevistó para su radio, Malena Pichot, generando un fuerte debate que se viralizó por las redes sociales.

Agustín Laje adhiere a la ideología liberal-conservadora de derecha. Ha expresado su rechazo hacia diversos pensadores y escritores, entre los que se encuentran Simone de Beauvoir(a quien cataloga como “vocera del filicidio”) Esto le valió serias críticas de parte de diversos grupos feministas y de la comunidad LGBTQ+.

Laje considera que la ideología de género está compuesta por dos ramas: una referente a la relación entre la sexualidad y la cultura, la cual considera “radical”; y otra a quien llama “homosexualismo cultural”.

El 8 de octubre de 2016, durante el 31° Encuentro Nacional de Mujeres llevado a cabo en Rosario, el autor criticó a la movilización por medio de su cuenta de Twitter, con dichos que han sido considerados desde transfóbicos hasta machistas:

““Rosario se llena de mujeres que odian ser mujer y terminan esforzándose para parecer hombres. Los travestis al final son más genuinos.”— #ENM“

Laje además recibió una beca para estudiar contraterrorismo en el Center of Hemispheric Defense Studies de la National Defense University (Washington DC).

En Salta contra Tiziana

Tuvo palabras cargadas de odio contra la niña Tiziana una de las más jóvenes en el país en recibir su DNI con su identidad autopercibida. Aprovechó los micrófonos para salir a atacar directamente a la mamá de la niña trans a quien tildó de hacer lobby LGBT y de pertenecer a  una “iglesia umbanda”, señaló “no debe estar bien de la cabeza”.

 

Estará en Salta invitado por grupos cristianos dando charlas en el Colegio San Alfonso. Laje es un abierto e intelectual antifeminista y antiderechos. No suena extraño que esté en Salta donde la iglesia cristiana atraviesa una de las peores crisis institucionales de los últimos tiempos.