En relación a nuestro artículo “Operativo boca tapada” publicado el fin de semana último compartimos nuestra inquietud con autoridades provinciales, ante posibles prácticas intimidatorias a algunas de las fuentes consultadas. A tono con lo planteado en la mencionada nota del fin de semana, consideramos que la búsqueda, consulta u otra práctica profesional del periodismo está enmarcada en la libertad de recibir y difundir información que caracteriza a todo estado democrático.
En tal contexto, recordamos la observancia a las normas vigentes, tanto provinciales como nacionales y hasta supranacionales con operatividad en el territorio nacional. Las que en tal sentido ponen a resguardo a toda persona que desee buscar y/o difundir información, lo que implica la garantía a no ser molestado por su opinión o parecer.
A su vez, agradecemos a cada uno/a de quienes en el transcurso de los últimos días nos acercaron información adicional relativa a este asunto de interés público abordado en nuestra edición impresa. Al igual que la difusión del enfoque planteado por “Cuarto Poder”, en particular el segmento radial conducido por el colega Maximiliano Rodríguez en AM 840, como a otros medios que profundizaron en esta línea argumental con idéntico fin: mantener informada a la población en relación a esta problemática tan preocupante.
Finalmente, señalamos que el trabajo académico citado en el mencionado artículo corresponde a una cátedra de Comunicación Organizacional, de la Universidad Católica de Salta. Por lo demás, en los días siguientes nos ocuparemos de clasificar y ordenar cada uno de los informes que tan generosamente nos hicieron llegar hasta nuestro medio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here