La ministra Bibini junto a estudiantes de quinto grado (Imagen: Prensa Gobierno)

En una nueva modalidad de acto con conciencia ambientalista, el parque Bicentenario fue el lugar donde cientos de niños hicieron la promesa de cuidar el medio ambiente, algo que evidentemente los mayores del gobierno no hacen.

Durante la última semana el gobierno de la provincia ha llevado adelante sendas actividades a modo de lavarse el rostro en lo que a materia ambiental refiere. Y es que estamos en aun “celebrando” el Día Mundial del Medio Ambiente, y en la provincia con mayores índices de desmonte, contaminación de ríos y lechos acuíferos, sin contar con una ciudad con un deficiente sistema en el tratamiento de residuos, también hubo actos y promesas referidas a esta fecha ambientalista.

Primero fue el anuncio de Juan Manuel Urtubey que firmó dos decretos con los que “se avanza en la protección de áreas protegidas”, según manifestó la prensa oficial, y ahora se anoticia del evento llevado adelante por el Ministerio de Producción, Trabajo y Desarrollo Sustentable (antes también de Medio Ambiente) junto al  de Educación, Ciencia y Tecnología —las ministras Bibini y Berruezo estuvieron presentes— en el parque Bicentenario, de zona norte, al que llevaron a 500 niños de quinto grado para usarlos como parte de una gran propaganda a modo de “jura” colectiva: “llegaron con sus docentes y padres llevando  carteles, banderas y pancartas con diversos mensajes orientados a la protección del ambiente y guiados por una batucada, llegaron hacia el margen del lago donde se realizó la Promesa Ambiental”, informa el parte de prensa.

En tanto, hace dos semanas, se publicaba en el boletín oficial de la provincia nuevos pedidos de cambios de categoría del suelo en el departamento Anta, por lejos una de las zonas más perjudicadas por los desmontes.