La toma de estado público de que un ministro de la Corte de Justicia de Salta, luego de jurar el más alto cargo de la magistratura local, formalizó una Sociedad Comercial resulta incompatible con la Constitución de la Provincia. (M.B)

El artículo 155 prohíbe expresamente dedicarse a una actividad de lucro. Pareciera que dicho gesto societario pretende materializar una constante de las élites dominantes del poder local: ser impunes.

Horacio Aguilar, de ser un funcionario gris del fuero Federal, por obra y gracia de los amigos del Bachillerato Humanista y del poder, llegó a Juez Federal subrogante; luego exitoso abogado privado y hoy integrante del más alto órgano jurisdiccional provincial.

Esto también vuelve a colocar en la discusión a otro miembro de la Corte: corresponde precisar si Teresa Ovejero Cornejo de Agüero, sigue siendo socia de la floreciente sociedad comercial denominada Las Cortes S.R.L.

¿Transgredir impunemente preceptos constitucionales constituye motivo suficiente para promover Juicio Político?

Teniendo en cuenta que la ex senadora Sonia Escudero consideró que amerita un juicio político y que resulta a todas luces incompatible institucionalmente el nuevo kiosquito de Aguilar y sus amigos; el F.O.C.I.S, conformado por reconocidos conocedores del derecho, tiene todo los elementos para avanzar con un pedido formal.

Ver más: 

Los Viñaco | Kioskito legal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here