Mauricio Macri no sabe qué hacer para posicionarse en la agenda pública nuevamente. Es así que ahora se unirá al foro que reúne a 112 ex mandatarios, El Club de Madrid.

El mismo cuenta entre sus miembros a José María Aznar, Vicente Fox, Bill Clinton, Mijail Gorbachov, Fernando Henrique Cardoso, Julio María Sanguinetti, Michelle Bachelet, Felipe González, Felipe Batancour, Ricardo Lagos, Romano Prodi, Felipe Calderon, José Luis Rodríguez Zapatero y Horst Kohler. Y se define como un espacio dedicado a fortalecer las instituciones democráticas y prevenir «el extremismo violento», por lo que su conducción ya se manifestado contra los populismos y sobre todo contra el actual gobierno de Venezuela.

Macri viene tratando de aprovechar cada oportunidad de figurar en la agenda pública y esta no será la excepción, por lo que aceptará la invitación y designará a un hombre de su confianza para que siga las relaciones con el Club.

El sitio web del Club de Madrid dice que “promueve el consenso hacia el cambio positivo entre actores políticos y sociales clave, apoyando procesos de transición y consolidación democráticas en la región de Oriente Medio, el Cuerno de África, así como en Bolivia, Haití, Kirguistán, Myanmar, Serbia, Sudáfrica y Timor Oriental”. Como también trabaja sobre la «prevención del extremismo violento, gobernanza global y cambio climático, entre otros”.

La invitación, con la firma del ex presidente esloveno Danilo Türk, le llegó a Macri el martes. En medio de los saltos de alegría que daba por saber que lo tuvieron en cuenta, designó a Fulvio Pompeo, ex secretario de Relaciones Estratégicas en su gobierno y un canciller en las sombras, como su representante.

«Su experiencia como jefe de gobierno de Buenos Aires, miembro del Parlamento y, por supuesto, como presidente de Argentina enriquecería enormemente nuestra organización y nuestra capacidad para seguir fortaleciendo la democracia, los valores democráticos y liderazgo en el contexto particularmente desafiante e incierto de hoy”. reza la nota de invitación. Macri es el segundo ex presidente argentino en integrar el Club de Madrid. El primero fue Raúl Alfonsín, incorporado en 2002.

El Club de Madrid fue creado en octubre de 2001, durante una reunión de 35 presidentes y primeros ministros que le dieron forma. «Algunas veces el populismo es otro nombre de un mal nacionalismo que viene del pasado y está renaciendo en sitios como Italia y  Hungríay, es por eso que hay que buscar alternativas», declaró el actual titular de la organización, agregando que «el régimen en Venezuela está implicado en narcotráfico, delincuencia, con todo tipo de patologías sociales». Motivos suficientes para sumar a Macri al staff.

Fracasando con estilo

Al comenzar la maratónica sesión que trataría el aporte solidario de las grandes fortunas argentinas, los legisladores del PRO mostraron la hilacha en Twitter, «Casi la mitad de los diputados nacionales defendemos al sector que genera empleo e inversiones en nuestro país», rezaba el mensaje de @prodiputados. Astutamente, debajo, un gráfico mostraba que el sector defendido representa al 0,02% de la población argentina que tiene enormes fortunas. Este grafico fue tomado del que originalmente hizo el bloque de Unidad Ciudadana para denunciar que la oposición pretende proteger a una minoría que cuenta con un patrimonio de más de 200 millones de pesos. Se buscaba una explosión y Twitter explotó, pero con usuarios que criticaban la reutilización de la imagen por parte de @diputadospro. Horas después del estratégico fracaso, el tuit fue borrado de la cuenta.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here