#NiñasNoMadres

Una niña de 12 años en Las Lajitas está embarazada producto de una violación. Desde el sistema de salud alegan que es “decisión de la niña” y le niegan realizarle un aborto no punible.

La situación de pandemia que agravó el sistema de salud en todo el territorio argentino lleva a que otras problemáticas de salud sean pasadas por alto por la gestión estatal. Esto se traduce por ejemplo en el escaso acceso a los derechos humanos y reproductivos de niñas y mujeres. Algo que nos recuerda además la promesa incumplida del presidente Fernández de habilitar el debate sobre el proyecto de aborto legal, seguro y gratuito.

En Las Lajitas, Salta, una niña de 12 años es obligada a maternar porque niegan realizarle la interrupción legal del embarazo (ILE). Desde el sistema de salud alegan que la niña decidió tener al bebé y que, además, tenía una relación sentimental con el abusador, un hombre de 27 años que está detenido.

Como ocurre recurrentemente en una provincia que se niega a reconocer derechos ya consagrados, nada se le informó a la niña y a su familia sobre su derecho a un aborto legal y en cambio desde el sistema estatal de salud profesionales médicos de Las Lajitas y del hospital de Joaquín V. González, se declararon “objetores de conciencia”. Sin embargo y por adhesión a la guía nacional de ILE del 2015, ésta expresa claramente que no debe haber objeción institucional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here