Según datos del ministerio de Seguridad, por cada mil operativos policiales realizados en lo que va del año, se logró clausurar una fiesta clandestina. El ex-coronel las definió como “el mayor atentado contra la salud pública”.

 

Los datos difundidos por la cartera de Seguridad a cargo del Cnel. Juan Manuel Pulleiro no estarían hablando muy bien de la efectividad policial en el combate a las fiestas clandestinas. En lo que va del año, según el funcionario, se realizaron 370.000 operativos en la provincia, lo que arroja un promedio de 3.133 actuaciones diarias. Sin embargo, en ese mismo período, se clausuraron apenas 376 «fiestas clandestinas», es decir, una por cada mil operativos.

O el número de operativos es una barbaridad, o a los azules salteños se les está escapando la tortuga.

Si bien los 370.000 operativos supuestamente realizados en lo que va del año no son exclusivamente para detectar fiestas clandestinas, sino para todo tipo de infracción sanitaria, lo mas probable es que la cifra haga alusión al total de intervenciones policiales realizadas en los primeros 4 meses del año.

En todo ese tiempo, además, se labraron 36.300 actas de infracción a los distintos artículos del régimen excepcional de contravenciones aprobado en 2020. Pulleiro anticipó que la Policía incrementará los patrullajes en barrios y zonas rurales para reforzar la localización de eventos masivos prohibidos. También solicitó a la comunidad reportar las reuniones clandestinas al Sistema de Emergencias 911.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here