La legisladora quiso manifestarse en contra de los femicidios ocurridos durante el fin de semana y realizó una comparación con la sensibilidad social sobre el maltrato animal. Aquí cinco razones de por qué los derechos animales son también una cuestión feminista.

Hay quienes aseguran que el maltrato animal no es prioridad en una sociedad donde los seres humanos padecen innumerables tormentos. Esos mismos critican cualquier medida, normativa o proyecto que ponga en foco el bienestar animal. Sin embargo el cuidado y trato que se brinda a los animales, muestra el estado de conciencia que la sociedad posee sobre el medio ambiente que habita y el ejemplo que se le da a las generaciones venideras.

Durante la sesión de ayer en la Cámara de Diputados la diputada Silvia Varg se manifestó en contra de las alarmantes cifras de femicidios en nuestro país y realizó una comparación. “Pareciera ser que nos sensibiliza más la muerte de un perro que la muerte de las mujeres», dijo Varg, en referencia al reciente fallo que condenó a un hombre a tres años de prisión condicional por matar a un perro a machetazos. Noticia a la que hizo alusión por recalcar “la sensibilidad de la justicia” frente a este caso y señalando que no es la misma cuando de muertes de mujeres hablamos.

Cinco razones por las que los derechos animales son una cuestión feminista:

  1. LOS CUERPOS DE LOS ANIMALES SON COSIFICADOS TAMBIÉN

Ser cosificado significa que el propio cuerpo y la propia vida existen para el placer o beneficio de otros.

La cosificación explica por qué tantas industrias utilizan ratones, monos, cerdos, conejos y otros animales no humanos en ensayos científicos: porque estamos condicionados a no tenerles consideración.

  1. LOS CUERPOS DE LOS ANIMALES SON UTILIZADOS PARA NORMALIZAR LA CULTURA DE LA VIOLACIÓN

Los animales tienen sexos. Las torturas infligidas a los animales, por consiguiente, serán específicas a su sexo y no sorprende que, para las hembras, su capacidad reproductiva determina, de manera abrumadora, cómo se controlará sus cuerpos.

  1. LA VIOLENCIA DOMÉSTICA PERJUDICA A LOS ANIMALES

Hay una clara correlación entre hacer daño a animales no humanos en la infancia y manifestar comportamientos violentos hacia seres humanos más adelante en la vida adulta.

La American Humane Association afirma que el 88% de los hogares donde hubo maltrato infantil, también se dio maltrato animal. Para las mujeres que buscan refugio en casas seguras, casi la mitad de estas declararon que sus parejas violentas las amenazaban con hacer daño a sus animales.

  1. LA INTERSECCIONALIDAD DEBE INCLUIR A TODOS LOS GRUPOS OPRIMIDOS

Declarar que a un grupo “se trata mejor” que a otro es omitir completamente las formas en las que estas opresiones se entrelazan e incluso dependen unas de otras.

  1. NUESTRA SOCIEDAD TAMBIÉN CUENTA MENTIRAS SOBRE LOS ANIMALES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here