El senador nacional por Salta, Juan Carlos Romero, argumentó este miércoles en contra de la creación de una comisión que investigue dónde diablos fueron a parar los miles de millones que el Banco Nación le dio a la agroexportadora Vicentín, durante el macrismo. En esta sesión virtual, el legislador consideró a la moción del oficialismo como un asunto «apresurado” y que ”ocupa temas que no corresponden al Congreso”.
Además, contrapuso que “va a tener esa mancha de ser aprobado por una simple mayoría impuesta por el oficialismo en infracción del reglamento y del acuerdo con respecto al Covid-19», advirtió. Pero más que la pandemia, Romero insistió en que el Frente de Todos propusiera en la agenda “la creación de una comisión investigadora” por la millonaria defraudación, en tanto que “se olvidan que hay otra crisis que atender”.
Para el ex gobernador salteño, “la gente quiere trabajar, producir y cumplir con sus obligaciones sin que le cambien todos los días las reglas de juego”, dijo en un clásico de estas fundamentaciones al estilo de los años 90. En cambio, otro actor de aquella “inolvidable” década, el puntano Adolfo Rodríguez Sáa, adhirió a esta comisión «para que se sepa de qué se trata”.
El actual senador por San Luis sintetizó que “estamos actuando dentro de la ley y de la constitución para beneficiar al pueblo argentino”. Rodríguez Sáa recordó que «Vicentin actúa sobre todos los sectores vitales donde circula el poder de la economía argentina. La actitud del Estado de tratar de solucionar el problema me parece muy valiosa», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here