Tras el requerimiento del fiscal Carlos Martín Amad, el juez Miguel Medina formalizó el inicio de la investigación contra Alfredo Olmedo por tentativa de contrabando. La avioneta aterrizó en el aeropuerto Martín Miguel de Güemes de manera irregular el 13 de diciembre pasado. 

 

El recluido empresario sojero Alfredo Horacio Olmedo deberá comparecer ante la justicia para explicar por qué quiso ingresar al país una avioneta de casi un millón y medio de dólares en plena pandemia y de manera irregular. Las anomalías detectadas por la Dirección General de Aduanas fueron publicadas por Cuarto Poder en medio de un llamativo silencio de la plana mediática local.

La imputación penal fue requerida por el fiscal general Carlos Martín Amad, en el marco de actuaciones que se iniciaron el 13 de diciembre pasado, cuando la aeronave, un avión Piper Aircraft Inc, valuado en 1.469.00 dólares, aterrizó en el aeropuerto internacional Martín Miguel de Güemes.

El fiscal, junto a la auxiliar Paula Gallo, explicaron que el piloto de la aeronave no presentó ante el personal de la Dirección de Aduanas la “Declaración General” que debe presentar todo avión extranjero, según lo establecido por el artículo 160 del Código Aduanero. El piloto presentó documentación que establecía el plan de vuelo desde Fort Lauderdale Florida, en Estados Unidos, a Jamaica y desde allí a Colombia, sin contar en dichos papeles el registro que justificara su arribo en Salta.

En vista de ello, Aduana informó la “omisión” de exhibir tal declaración, la falta de acreditación de normas de prevención sanitaria y la contravención de una Resolución Conjunta, entre otras irregularidades. Además, el fiscal resaltó que existía la idea de que por ser domingo y dado que sólo se trataba de una escala técnica, la aeronave no sería sometida a controles.

Como consecuencia de ello, y tras darle intervención a la fiscalía, se dispuso el secuestro del avión y se inició una investigación que aún se encuentra en curso. No obstante, se pudo establecer que efectivamente el avión fue adquirido por Olmedo, aunque en la documentación presentada posteriormente hacía responsable a la firma Globe Aero, que debía trasladar la aeronave al aeropuerto de San Fernando, en Buenos Aires, lo que quedó trunco al aterrizar en Salta, sin los papeles en regla.

Atento a lo manifestado por las partes, el juez Medina hizo lugar al planteo de la fiscalía y dio por formalizada la investigación penal por el delito requerido, como así también autorizó el traslado de la aeronave a Buenos Aires, tal como lo requirieron la fiscalía y la defensa.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here